¿Cuáles son los otros candidatos a la presidencia de Brasil además de Lula?

Aunque aún falta más de un año, la clase política ya baraja posibles candidaturas, pero hasta ahora entre sus naipes solo aparecen sospechosos o incluso reos por asuntos de corrupción.

Por Agencias

 

Luiz Inácio Lula da Silva, el líder más popular que ha tenido Brasil en las últimas décadas, se convirtió ayer en el primer ex presidente condenado penalmente por la Justicia de un país que desde hace más de tres años lidia con escándalos de corrupción en las altas esferas del poder.

Al ser una condena en primera instancia, Lula mantiene intacta, hasta tanto se ratifique la sentencia, la posibilidad de concurrir a las próximas elecciones generales previstas para 2018, a las que ha manifestado en repetidas ocasiones su deseo de presentarse.

La justicia superior deberá pronunciarse sobre el caso a mediados o fines del año próximo, lo que coincidiría con la campaña electoral.

Todos los ex presidentes vivos desde el restablecimiento de la democracia (José Sarney, Fernando Collor de Mello, Fernando Henrique Cardoso, Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff) han sido salpicados por la corrupción. Incluso está implicado el actual mandatario, Michel Temer, a quien la Fiscalía denunció en junio pasado por un supuesto delito de corrupción pasiva que amenaza con desalojarle del poder, lo que dejaría a Brasil sumido en una deriva institucional que no parece tener fin

Pero, ¿quiénes son los candidatos a las presidenciales brasileñas de octubre de 2018? Aunque aún falta más de un año, la clase política ya baraja posibles candidaturas, pero hasta ahora entre sus naipes solo aparecen sospechosos o incluso reos por asuntos de corrupción.

Sea en el actual Gobierno, que llegó al poder tras el proceso que llevó a la destitución de Dilma Rousseff, o sea en la oposición, los posibles aspirantes a la Presidencia son por lo menos sospechosos de haber incurrido en prácticas corruptas asociadas a la vasta red que operó en la petrolera durante más de una década.

En el campo oficialista, el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), del presidente Michel Temer, quien ha asegurado que no aspirará a un nuevo mandato, carece de posibles candidatos y la opción de la base oficialista sería buscarlos en el influyente Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

La candidata del partido Rede Sustentabilidade, Marina Silva, ganaría las elecciones de 2018 frente al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva en un segundo turno, según la encuesta de Datalfolha, seguida del ultraderechista Jair Bolsonaro, del Partido Social Cristiano, con el 18 por ciento. En tercer lugar se ubicó Joao Doria, actual alcalde de San Pablo, con el 10 por ciento.

Sin tomar en cuenta las pesquisas delictuales, Lula lidera los sondeos con el 30% de los votos y ningún líder político lograba derrotarlo en el eventual ballotage. Solo Marina Silva quedaba empatada con el 40%. Si bien Sergio Moro sí lo supera por dos puntos, el juez ha descartado en varias oportunidades la posibilidad de una carrera política.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo