"Están destruyendo la democracia en nuestro país": habla Lula da Silva tras la condena

Lula dice que quiere ser candidato presidencial en Brasil

Por Agencias

El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, condenado a nueve años y medio de prisión por corrupción y lavado de dinero, dijo hoy que esa sentencia es "política" y retó a la Justicia a presentar "una sola prueba" que le incrimine.

"No sé como alguien consigue escribir casi 300 páginas para no decir absolutamente nada contra la persona que quiere acusar", dijo en su primer pronunciamiento público tras la condena, en la sede nacional del Partido de los Trabajadores (PT) en el centro histórico de Sao Paulo.

El ex mandatario también afirmó que está dispuesto a ser candidato presidencial por el Partido de los Trabajadores (PT) de cara a las elecciones generales de 2018.

"Quiero decir a mi partido que hasta ahora no lo había reivindicado, pero a partir de ahora voy a reivindicar al PT el derecho de colocarme como postulante a la candidatura", afirmó Lula, quien hasta la fecha había expresado su deseo de presentarse a los comicios del próximo año, pero nunca de una manera tan contundente.

Lula fue condenado este miércoles en primera instancia a nueve años y seis meses de prisión por el juez federal Sergio Moro por un asunto de corrupción asociado a la red que operó en la estatal Petrobras, pero la sentencia aún no es firme y deberá ser ratificada por un tribunal superior.

Lula condenado, Temer denunciado, Rousseff destituida, Brasil en zona de caos

La crisis política de Brasil no encuentra piso: en solo 14 meses cayó una presidenta, su sucesor tambalea acusado de cometer un crimen común y Lula, el hombre que puso al país en el tablero mundial, fue condenado a casi 10 años de cárcel.

En este tiempo de caos, los ciudadanos de la mayor economía de América Latina desconocen si irán a las urnas en 2018, si tendrán en cambio un presidente interino por seis meses o si el Congreso elegirá al próximo mandatario en una elección indirecta.

Desde el miércoles, tampoco saben si Lula, que lidera los sondeos de intención de voto, podrá postularse nuevamente tras ser condenado a nueve años y medio de reclusión por corrupción y lavado de dinero por el juez Sergio Moro, ícono de la cruzada anticorrupción que vive el país.

Lula es el primer exmandatario en recibir una condena por un delito común y Michel Temer, el actual presidente, es el primero en funciones en ser acusado con el mismo cargo.

"Brasil está preso en el presente. No conseguimos imaginar el futuro porque no tenemos elementos suficientes para hacer un análisis coherente y determinar qué podría pasar a mediano plazo. Apenas conseguimos ver el corto plazo. Es como intentar prever el resultado de una guerra, no hay cómo hacerlo, hay que ver batalla por batalla", dijo a la AFP el cientista político Everaldo Moraes, de la Universidad de Brasilia.

Ese día a día muestra al presidente conservador Michel Temer contra la pared.

Sucesor de la izquierdista Dilma Rousseff (2010-2016) tras un proceso de impeachment, Temer fue acusado de recibir un soborno y ahora la Cámara de Diputados, con decenas de legisladores investigados, decidirá si envía el caso a la corte suprema o lo archiva.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo