Nuevo conflicto por los parquímetros amenaza a Recoleta

La polémica judicial tiene día preciso: el viernes 14 de julio de 2017. La municipalidad llama a los vecinos a no pagar.

Por Fernando Peñalver

Un fallo judicial a favor de la empresa Concesionaria Recoleta, de fecha 22 de junio del año en curso, parece ser la mecha que encenderá el conflicto en la santiaguina comuna de Recoleta.

Y es que, desde este viernes 14 de julio, los parquímetros que funcionan en los espacios públicos de la comuna, retomarán el cobro a los autos de los vecinos y visitantes. Unos pequeños carteles de color azul han "notificado" a los ciudadanos la entrada en vigencia de la sentencia.

En ellos se puede leer: "La Corte I de Apelaciones de Santiago concedió de fecha 22 de julio de 2017, una orden de No Innovar (…) que restablece el sistema de parquímetros concesionados, por lo que informa que a partir del día viernes 14 de julio de 2017, comenzará a operar nuevamente el sistema de parquímetros con las tarifas actualmente vigentes".

En su cuenta twitter, la municipalidad de Recoleta dio a conocer el siguiente comunicado, en torno a la medida unilateral de la empresa: "En lo que atañe a la medida de No Innovar, la Municipalidad de Recoleta seguirá ejerciendo todos los recursos judiciales que el ordenamiento jurídico le provee, para resguardar y defender los intereses de la comunidad que representa y sus visitantes, ya que tenemos la firme convicción que estos estacionamientos deben ser de uso libre".

"Llamo a los vecinos a no pagar. La municipalidad que represento no tiene contrato vigente con esa empresa. Para que haya una multa, debe estar la presencia de un inspector de nuestra institución y no lo habrá porque no hay nada que fiscalizar", comentó el alcalde Daniel Jadue.

En el pasado mes de mayo, la empresa anunció que se retiraba de manera temporal, ya que muchos de sus empleados había sido agredidos por usuarios que se niegan a pagar los 548 pesos por los primeros 30 minutos, para estacionar el vehículo.

Mientras van y vienen los dimes y diretes, los vecinos y visitante se debaten entre si cancelar lo que marque el parquímetro, o negarse de manera rotunda a la solicitud de los agentes de la empresa que reclama mantener un contrato en esa jurisdicción. Vientos de tormenta parecen soplar, desde muy temprano, por los lados de la comuna de Recoleta.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo