El IVA explicado con manzanitas

  • Director de Economía para todos –  www.economiatodos.cl

Muchas personas dicen que Codelco es el sueldo de Chile. Sin embargo, el verdadero sueldo del país lo proveemos todos los ciudadanos, cada vez que pagamos IVA. El Impuesto al Valor Agregado es un gravamen del 19% sobre el precio de casi todos los bienes y servicios: alimentos, vestuario, transporte, entre otros. Lo pagamos cada vez que recibimos una boleta por la compra de algo.

Este gravamen representa el 40% del presupuesto del Estado. Si bien las personas lo pagan, su declaración y envío le corresponde a las empresas. Supongamos que somos dueños de una panadería y en el mes vendemos $1.000.000 de pan. Sabemos que un 19% de esos ingresos se lo debemos al Fisco porque constituyen IVA.

Dado esto, sólo nos corresponden $810.000, pues los $190.000 restantes debemos transferirlos al Servicio de Impuestos Internos (SII). Sin embargo, para hacer pan se necesita harina, por lo que nuestra panadería necesita adquirir este insumo. Supongamos que en el mes compramos $500.000. Note que al comprar dicho producto como empresa pagamos IVA. ¿Cuánto? $95.000 pesos, que equivale a un 19% de lo gastado.

Mes a mes el Estado cobra los dineros de este impuesto las empresas. En el caso de nuestra panadería, tenemos que cancelar $190.000 de IVA por la venta de pan. Pero, al comprar harina pagamos $95.000 de ese gravamen a una empresa molinera.

Debido a esto, nuestro negocio debe pagarle la Fisco 95 mil, que es la resta de los $190 mil de IVA por la venta de pan y los $95 mil de IVA pagados al comprar harina ¿Por qué? Porque la molinera será la encargada de transferirle los otros $95.000 de impuestos. Si lo hiciéramos nosotros, el Estado recaudaría doble.

Hoy las empresas deben registrar en un libro sus compras y ventas, el que deben llevar mes a mes al SII para definir cuánto IVA deben pagar. No obstante, a partir de agosto, casi 595 mil empresas que poseen factura electrónica podrán acceder a un formulario online pre llenado por la entidad. Así, estas empresas podrían eventualmente evitar llevar registro y ahorrarse costos.

Sin duda un avance relevante, toda vez que alivia la pesada carga a las pequeñas y medianas empresas y reduce las limitaciones al emprendimiento. Porque recuerde, el sueldo de Chile lo hacemos todos.