Baldes con colas, ojos y vísceras en un "tétrico" escenario: acusan a hombre de mutilar y comer perros en Viña del Mar

Personal de Carabineros que ingresó a la vivienda del sujeto aseguró que "nunca habían visto algo parecido en el lugar". Pese a este hecho, el acusado quedó en libertad.

Por Christian Monzón
Agencia Uno/Referencial
Baldes con colas, ojos y vísceras en un

Un sujeto de Viña del Mar fue acusado de mutilar perros, comérselos y alimentar con sus restos a un cerdo, en el marco de un caso que horrorizó a los vecinos de la Ciudad Jardín.

De acuerdo a lo informado por La Estrella de Valparaíso, Carabineros de la comisaría de La Foresta llegaron al lugar y se encontraron con “un panorama tétrico en el patio”.

“Restos diseminados como patas, orejas, colas y cueros de al menos dos razas, un labrador y un pastor alemán. En un balde las vísceras y otras partes interiores de los animales, mientras que el sospechoso al interior de la casa recibió a los uniformados con manchas de sangre en su rostro”, señaló el medio.

Al respecto, los funcionarios afirmaron que “nunca habían visto algo parecido en el lugar”, desde que el sábado vecinos alertaran tras descubrir una macabra situación en la calle: un perro deambulaba con una bolsa en su hocico, la cual en su interior traía la cabeza decapitada de un can.

Ante esto, y tras revisar la vivienda, los funcionarios detuvieron al hombre, el cual fue formalizado por maltrato animal y receptación, quedando en libertad con medidas cautelares. El individuo contaba con antecedentes penales por robo con violencia y amenazas de muerte, y había salido de la cárcel hace pocos días.

En tanto, los dueños lograron identificar a su perrita “Niña, de quien era la cabeza que se encontraba al interior de una bolsa. El animal había desaparecido la semana pasada desde su vivienda.

“Le habían cortado la cabeza, las manos, al principio no la reconocí por la sangre, pero supe que era ella por un defecto en su oreja”, señaló Edgardo Piñones.

“La abrió como si fuera un conejo, y pensamos que lo hizo para comérsela. No entendemos tanta perversidad y maldad. La perra era muy alegre, habilosa y acá en el barrio todos la querían. Sentimos impotencia””, remató.

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo