Revelan que Sábana Santa tiene manchas de sangre que evidencian que habrían torturado a Jesucristo antes de morir

Los expertos afirman que en la sábana que revela la cara de Jesús hay sangre que no es típica de una persona sana. Estos hallazgos contradicen las afirmaciones de que la Sábana fue pintada por falsarios medievales.

Por Agencias

Expertos han afirmado que la Sábana Santa de Turín está manchada con la sangre de una víctima de tortura, apoyando las afirmaciones de que fue usada para enterrar a Jesús.

Dicen que el lienzo, que se cree que se ha utilizado para envolver el cuerpo de Cristo después de la crucifixión, contiene "nanopartículas" que no son típicos de la sangre de una persona sana. Los supuestos hallazgos contradicen las afirmaciones de que la cara de Jesús fue pintada por los falsificadores en la época medieval.

Elvio Carlino, investigador del Instituto de Cristalografía de Bari, Italia, dice que las minúsculas partículas revelan "gran sufrimiento" de una víctima "envuelta en el paño funerario".

Estas partículas tenían una "estructura, tamaño y distribución peculiares", añadió Giulio Fanti, profesor de la Universidad de Padua.

Él dice que la sangre contenía altos niveles de sustancias llamadas creatinina y ferritina, que se encuentran en pacientes que sufren traumas fuertes como la tortura.

El profesor Fanti afirmó que "por lo tanto, la presencia de estas nanopartículas biológicas encontradas durante nuestros experimentos apuntan a una muerte violenta para el hombre envuelto en la Sábana de Turín".

La Sábana Santa de Turín mide alrededor de tres metros por un metro y contiene una imagen ligeramente manchada de un hombre que los cristianos creen que representa a Jesús.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo