CAE y gratuidad: el malestar de los estudiantes tras aprobación de reforma de Educación Superior

La Confech se mostró notoriamente disconforme al conocer que los parlamentarios le dieron el vamos al emblemático proyecto.

Por Sandra Quevedo

“Hoy hemos dado un paso muy importante y los diputados han dado una señal potente, de que necesitamos un sistema amplio y regulado, junto con continuar con la Gratuidad”, estas fueron las palabras que enunció la ministra de Educación, Adriana Delpiano, tras la aprobación del proyecto de ley que reforma el sistema de educación superior, sentir que difiere del que tienen los estudiantes.

“Lo que define la sensación del movimiento estudiantil es de rechazo y decepción”, así expresa Sofía Barahona, presidenta Feuc y vocera Confech, el sentir que tienen los estudiantes luego que el emblemático proyecto de este gobierno cumpliera su primer trámite constitucional y pasara al Senado.

Los puntos críticos para los estudiantes son el fin del Crédito con Aval del Estado (CAE) y el aumento de la gratuidad universitaria, que tras esta aportación cubrirá a los alumnos hasta el 60% más vulnerable y diseña un avance gradual.

En el aspecto de la gratuidad, los estudiantes piden que se cumplan las promesas adquiridas en un inicio por la Presidenta Bachelet “se seguirá actuando como una beca, más que como un derecho que deben tener todos los estudiantes, además se necesitan plazos claros”, agregó Barahona.

Si bien la gratuidad causó revuelo, lo que afecta y mueve masas es tener una solución para los alumnos endeudados a través del CAE.

Desde el movimiento estudiantil, se muestran incrédulos al anuncio del gobierno de un nuevo proyecto de ley para el mes de noviembre, y señalan que ya tomarán medidas para ejercer presión.

“Esta reforma se ha electorizado, en vez de ser algo profundo, se quedan en cosas políticas, y es súper difícil que en noviembre se pueda aprobar porque viene la elección que se apodera de todo”, manifestó Daniel Andrade, presidente Fech y vocero Confech.

La organización propone que exista un nuevo proyecto que sea transitorio, donde la banca privada no esté presente, cubra el arancel real y la PSU no sea una condición para poder acceder al crédito.

Desde ya anunciaron que se movilizarán a través de una marcha a nivel nacional, fijada para el jueves 17 de agosto, la que se realizará bajo la consigna de poner fin efectivo al CAE.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo