Cuatro cosas que hay que hacer para evitar los cortes de luz tan prolongados

Conversamos con dos especialistas quienes dan desde claves que pueden ayudar a que estos episodios prolongados sin electricidad no sean tan frecuentes.

Por Pablo Contreras
  • Mantenimiento

Pese a que resulte de perogrullo, el mantener los cables que cuelgan de los postes es fundamental.  “Si queremos mantener la postes a la interperie con cables al aire, hay que hacer un mantenimiento, ver que los árboles no estén cerca de las líneas y periódicamente”, sostiene Luis Camilla, director de la carrera de Ingeniería en Electricidad y Automatización Industrial de Duoc UC sede San Joaquín.

Como eso es responsabilidad de las empresas, el especialista indica que éstas deben tener cuadrillas especiales de trabajadores dedicados a es, pero reconoce que eso “tiene su costo y a veces la empresa dice ‘para qué voy a tener una cuadrilla permanente en esto si cuando se produce el problema viene la otra cuadrilla y el servicio queda repuesto’, lo que pasa es que ahora son muchos los puntos conflictivos y no se da abasto’”.

  • Medidores inteligentes

Este año Enel comenzó a instalar medidores inteligentes en 50 mil hogares de 11 comunas de la Región Metropolitana, pero sólo a modo de plan piloto. Según Humberto Verdejo, director del Departamento de Ingeniería Eléctrica Universidad de Santiago (Usach), la reposición del servicio se demora “porque cuando ocurre una falla, la cuadrilla tiene que ir a inspeccionar de manera visual”.

En este sentido, sostiene que estos aparatos ayudarían “a tener un monitoreo casi en tiempo real más accesible posible de lo que está ocurriendo en la red en todos los puntos y eso permitiría tener un control más fino”, pero apunta a que el problema son los costos, ya que aún no se define como se financiarán estos equipos de resultar este plan piloto.

  • Modernizar la legislación

La actual ley de distribución eléctrica data de la década de los 80 y este lunes el ministro de Energía dio luces de que es hora de cambiarla, algo con lo que el académico de la Usach está de acuerdo.

“Actualmente Hay una propuesta de reforma a la regulación, pero que está abordando conceptos de energía renovables, red inteligente, autoconsumo, pero no está considerando en este momento como mantener estándares de seguridad y calidad de servicio”, acusa.

“Lo que tenemos que hacer es revisar la regulación vigente de cómo podemos incentivar a que las empresas inviertan y mejoran la infraestructura existente y futura para asegurar la calidad de servicio y una vez que tengamos reforzado el sistema de distribución, recién podemos entrar a innovar a otro tipo de tecnologías”. Añade que como la empresa está obligada siempre a minimizar los costos “son pocas las señales que tiene para invertir, entonces siempre opta por lo más barato”. Estima que podría evaluarse, por ejemplo, rebajas tributarias, sostiene.

  • Enterrar los cables

Es una opción que siempre aparece, pero sus costos no son menores: soterrar el cableado eléctrico.

“Es caro porque tiene que tener un ducto elástico para absorber los problemas de terremotos, tiene que ser impermeable. Si tenemos los cables por el aire pelados que están separados, si lo tengo subterráneo y hay que meterlos por un mismo ducto, tienen que estar recubiertos por material aislante”, dice el académico de Duoc UC.

Sumado a eso el especialista indica que también es costoso la instalación, al romper pavimentos y veredas y también el reemplazo de una tubería que recorra las calles en vez de los postes. Además se necesitaría tener puntos para revisar estas redes , porque “cuando el cableado está arriba uno puede ver a simple vista si hay un problema, en cambio si está soterrado, así como con los alcantarillados, hay que tener puntos donde hacer mantenimiento”.

“La diferencia costo entre áreo y subterráneo puede llegar a ser ocho veces”, añade Verdejo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo