Quemaduras en niños aumentan entre un 25 a 30% en meses de invierno

Según cifras del Ministerio de Salud y Coaniquem, el aumento en las quemaduras de los niños se enfoca entre los meses de junio y agosto. Desde la autoridad ya lanzaron una campaña preventiva.

Por Consuelo Rehbein

Hablar de cirugías plásticas en niños es un tema complejo, pero real. Puede deberse a muchos factores, pero hoy hablaremos de quemaduras. El Ministerio de Salud y Coaniquem lanzaron una campaña llamada "Calor de hogar si quemaduras" en el mes de junio. Precisamente los meses de junio a agosto son los meses en que los accidentes por quemadura en niños aumentan. Según ambas instituciones, el porcnetaje varía entre un 25 y un 30% más.

Los accidentes de quemaduras aumentan en un 25 a 30% en invierno, principalmente por contacto con estufas o calefactores

Estudios realizados en los años recientes por Coaniquem señalan que anualmente se queman entre 80.000 niños y niñas, de los cuales la mitad requiere más de una atención médica y 3.000 deben hospitalizarse por gravedad. Una de las principales acciones cuando hay una quemadura de gravedad es la cirugía plástica con injertos. El tratamiento consiste en extraer piel de una zona sana para, luego de una limpieza de la zona afectada, reemplazar la piel dañada.

Injertos en niños
Dra La Dra. Silvina Acuña, vocera de la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica. / Gentileza

Conversamos con la doctora Silvana Acosta, vocera de la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica (Sccp), sobre estas intervenciones. "Un injerto de piel, por si misma no es una cirugía compleja. La dificultad va a estar dada principalmente por la extención del injerto que debemos tomar y eso depende de la superficie corporal quemada que tiene el paciente", señala la doctora Acosta.

Agrega que en los niños "al tener menor superficie corporal total, en relación a un adulto, un mismo segmento de piel implica una mayor extensión".

La especialista agrega que "en general, sobre un 10% de injerto, ya es una cifra importante y de mayor cuidado". La vocera de la Sccp señala que otra diferencia en este tipo de intervenciones en adultos o niños, son las anestecias. "En los niños siempre se utiliza anestecia general. En el caso de adultos, en algunas ocasiones se pueden realizar cirugías con sedación endovenosa o con anestecia regional", señala la especialista a Publimetro.

"Cuando se realiza un injerto sobre el 10%, se trata de una cifra importante y de una cirugía de mayor cuidado", Dra. Silvana Acosta.

Recuperación

"Los niños generalmente son pacientes sanos. Muy pocos de ellos tienen patologías agregadas, por lo tanto el pronóstico suele ser bastante positivo", agregó la especialista. "A medida que los años van pasando, los pacientes van teniendo otras patologías asociadas como hipertención o hay más posibilidades de padecer diabetes y otras, que pueden agregar dificultad mayor al mismo procedimiento", detalla la doctora Acosta.

El gran porcentaje de las cirugías de este tipo en niños se puede realizar de manera ambulatoria, principalmente en los casos que el pequeño paciente no tiene patologías agregadas, según la vocera de la Sccp. Según el Ministerio de Salud y Coaniquem las manos son las extremidades más comprometidas a la hora de hablar de quemaduras en menores de edad.

Las manos son las extremidades más comprometidas a la hora de hablar de quemaduras en niños.

Causales de los accidentes
quemadura Los niños menores de 5 años son los que tienen mayor riesgo. / Captura

Más del 85% de las quemaduras en nuestro país se producen al interior del hogar y afectando mayormente a menores de 5 años. Los agentes causales más comunes son objetos calientes (46%) y líquidos (42%). En estos meses de invierno, más del 40% de las quemaduras totales en niños se producen por contacto específico con estufas y calefactores. Otras causales frecuentes son el volcamiento de hervidores y tazas de té, el contacto con planchas de ropa o para el pelo, y las quemaduras por guateros.

El llamado del Ministerio de Salud y de Coaniquem es a prevenir. Algunas de las medidas recomendadas son:
  • Al calefaccionar, poner una barrera entre el niño/a y el equipo calefactor que ocupa (por ejemplo, un mueble u otro objeto); ubicar las estufas móviles en un rincón de la habitación, nunca en un pasillo, lugares de circulación ni al centro de la habitación
  • Establecer un área de juego en un lugar alejado del calefactor, evitando que el niño/a juegue o toque el calefactor, incluso cuando esté frío.
  • Evitar colocar elementos encima de las estufas y no utilizar los calefactores para secar ropa ni otros utensilios.
  • Evitar el uso de andadores que permiten que los lactantes se acerquen con facilidad y rapidez a lugares peligrosos.
  • Procurar planchar en un lugar alejado de los niños/as y guardar la plancha en un mueble cerrado y con el cordón enrollado.
  • Tomar precauciones especiales y alejar a los niños/as si tiene encendido el horno.
  • En cuanto al guatero, se sugiere idealmente no utilizarlo. Si no tiene otra opción, se debe renovar en cada temporada invernal. Antes de su uso revise el estado de la goma y el cuello. No usarlo en contacto directo con el cuerpo o los pies; prefiera ponerlo entre las frazadas y retirarlo en el momento en que la persona se acuesta. Llenar sólo 3/4 de su capacidad con agua y no usar agua caliente recién hervida.
  • No saque el hervidor eléctrico de la cocina. Una vez que lo use vierta el agua sobrante en un termo o elimínela.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo