Así es el poderoso superportaaviones puesto en servicio por Trump

El USS Gerald Ford constituye "un mensaje de 100 mil toneladas al mundo" de que "el poder de EEUU no tiene rival", afirmó el presidente estadounidense.

Por AFP

"Acero estadounidense y manos estadounidenses fabricaron un mensaje de 100.000 toneladas al resto del mundo: el poder de Estados Unidos no tiene rival". Así fue la desafiante presentación que hizo el presidente de EEUU, Donald Trump, de la última pieza del arsenal de su país.

El mandatario comisionó oficialmente al superportaaviones USS Gerald Ford. El acto se realizó el sábado en la inmensa base naval de Norfolk, en Virginia.

"Nuestros enemigos temblarán de miedo" ante la nave, aseguró Trump.

El USS Gerald Ford (CVN 78) es considerado como el primero de una "nueva generación" de portaaviones nucleares. Estos buques son desde la Guerra Fría el espinazo de la fuerza naval de superficie estadounidense.

Nuestros enemigos temblarán de miedo"

Costó unos US$ 13 mil millones y contiene innovaciones como nuevas catapultas que permiten poner rápidamente a sus aviones en vuelo. También tiene potentes radares y una capacidad de generación eléctrica superior en 300% a la de sus predecesores.

"Carrera" de portaaviones

La inmensa nave de 337 metros de largo puede navegar a más de 30 nudos. Cuenta con alcance global, debido a su combustible nuclear que no necesita reabastecimiento. Puede transportar sobre 75 aviones de combate, que en una primera etapa serían cazabombarderos F/A-18 "Hornet". Ellos deberían ser seguidos por los problemáticos aparatos de despegue vertical F-35 "Lightning II".

No obstante, la construcción del superportaaviones ha vivido problemas similares a los de otros sistemas de armas de nueva generación fabricadas por el complejo industrial-militar estadounidense. Reportes de prensa especializada evalúan en unos US$ 779 millones el costo de terminar la construcción del navío. Este fue aceptado por la Armada pese a que el astillero lo entregó sin estar completamente terminado.

El un tanto apresurado ingreso a estado operativo del USS Gerald Ford sigue en unos tres meses a la presentación del segundo portaaviones de China, el Shandong (CV 17). Ambas superpotencias se enfrentan por disputas ligadas a demandas chinas sobre espacios marítimos en Asia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo