Colombiano que descuartizó a su pareja: Fiscalía solicitó cadena perpetua pero le dieron 14 años de cárcel

Edwin Mauricio Vásquez Ortiz estranguló a su pareja, también colombiana, luego mutiló el cadáver y lo lanzó al río Mapocho.

Por Alejandro Osorio

A 14 años de presidio efectivo fue sentenciado el colombiano Edwin Mauricio Vásquez Ortiz, tras haber sido declarado culpable del femicidio de su conviviente de la misma nacionalidad, a quien estranguló y posteriormente descuartizó con un cuchillo carnicero para deshacerse del cadáver lanzándolo al río Mapocho.

En la acusación, la Fiscalía Centro Norte solicitó en contra del imputado la pena de presidio perpetuo simple, sin embargo la resolución del Cuarto Tribunal Oral admitió las atenuantes de colaborar con la investigación y no tener antecedentes penales.

Giuliana Acevedo Facebook

Al término de la audiencia, el fiscal Álvaro Núñez indicó que precisamente fue materia de discusión en el juicio si el imputado había colaborado con la investigación. Aunque la fiscalía no reconocía la colaboración del imputado, “el tribunal acogió dicha atenuante y por eso rebajó la pena a 14 años”, indicó.

Con los medios de prueba reunidos en la investigación, los fiscales Ricardo Peña y Álvaro Núñez lograron probar que el hecho fue perpetrado el día 5 de marzo de 2016 en un departamento ubicado en calle Huérfanos en la comuna de Santiago, donde el imputado Vásquez Ortiz atacó en el suelo a su conviviente Giuliana Andrea Acevedo, con quien vivía en Chile desde la llegada de ambos desde Colombia.

En el lugar, Vásquez Ortiz la estranguló con un lazo hasta provocarle la muerte. Después trasladó el cuerpo al baño, procediendo a descuartizarla en la tina, desmembrando sus extremidades inferiores y superiores. Para ello utilizó un cuchillo tipo carnicero de 14.3 centímetros de hoja y 20 centímetros de empuñadura.

Colombiano condenado Aton Chile

El imputado llevó en dos oportunidades los restos al río Mapocho, a la altura del puente Cal y Canto, procediendo a arrojar el tronco del cuerpo y luego las extremidades.

Cuando fue encontrado el cuerpo, la Brigada de Homicidios de la PDI difundió una fotografía de los pies de la víctima, cuyas uñas tenían un esmaltado con un diseño particular. La manicurista que realizó el trabajo reconoció el diseño y a la persona que se lo había realizado. La mujer denunció el hecho, permitiendo de esta forma identificar a la víctima y luego detener al autor del macabro crimen.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo