DC navega aguas encrespadas mientras Carolina Goic deshoja la margarita

El respaldo de la Junta Nacional para la repostulación del controversial Ricardo Rincón agravó la complicada situación de la aspiración de la senadora de Magallanes.

Por Fernando Peñalver

Uno de los partidos fundamentales en la historia política de Chile, la Democracia Cristiana, experimenta un momento muy sensible y delicado en sus 60 años de existencia.

La más reciente Junta Nacional de la falange mostró severas grietas en la sexagenaria organización, que ha llevado a tres chilenos a la cúspide del poder: Eduardo Frei Montalva, Patricio Alwyn y Eduardo Frei-Tagle. El mismo partido que propulsó la Reforma Agraria en este país, que fue factor clave en la Concertación, hoy navega aguas encrespadas.

"Me tomaré unos días para evaluar mi candidatura presidencial", expresó con pesadumbre y cansancio, la senadora Carolina Goic, quien no termina de superar ese techo del 2% en la encuestas, de cara a la primera vuelta de las elecciones en noviembre. La dirigente oficializó la salida de la DC de la Nueva Mayoría, al integrar un pacto parlamentario con los partidos Movimiento al Socialismo e Izquierda Ciudadana.

Pero sumado a la presión por el estancamiento en los sondeos de opinión, la presidenta falangista no las tiene consigo puertas adentro. La Junta Nacional DC respaldó la repostulación del parlamentario Ricardo Rincón, en medio de las acusaciones de violencia interfamiliar, a pesar de que en sus palabras a la plenaria Goic había sido taxativa sobre ese particular: Rincón no debía estar en la fórmula DC para el nuevo congreso.

"Los hechos que se me han imputado son falsos. El estándar ético que nos debe regir es la verdad y yo invito a la senadora Goic a conversar", comentó el cuestionado congresista, quien festejó su victoria partidaria, saltando junto a un grupo de mujeres que le ovacionaron, a la salida de la Junta Nacional de este fin de semana.

"Llevar un diputado procesado por violencia familiar. Él ha debido apartarse por iniciativa propia. Creo que en la DC se escucha los acordes de los músicos del Titanic", expresó Mariana Alwyn, este domingo, en un intercambio de palabras con Gabriel Silber. "Hay que respetar a los tribunales", le respondió el penalista Silber.

Para colmo de males, la ex ministra del Sernam, Loreto Seguel, se refirió esta mañana a la confirmación, de la repostulación del diputado Ricardo Rincón, afirmando que esto es “insólito” debido a que el parlamentario “nunca cumplió con la sanción establecida por la ley”.

“La pregunta es '¿el diputado Rincón está por sobre la ley?’ Lo que espera Chile es que sus líderes sean y parezcan y den el ejemplo en temas tan relevantes y tan dolorosos como los que hoy día viven miles de chilenas en la violencia contra la mujer”, dijo la también candidata a diputada por Evópoli.

Por el lado de Chile Vamos, también se pronunciaron por la suerte de la tolda falangista. El senador por Renovación Nacional, Alberto Espina, dijo que "la DC ha cometido errores muy graves, han defraudado a sus partidarios, por esa alianza con la Nueva Mayoría, que incluyó al Partido Comunista".

Así las cosas, el deseo de Carolina Goic de saber el paseo real y específico de la DC, en el alma del electorado chileno, parece hacer aguas de cara a los comicios generales de noviembre.

En la intimidad, la senadora ha de estar deshojando la margarita: me bajo, no me bajo, me bajo…

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo