Agosto y el Día del Niño

Por Eduardo Waingortin
  • Rabino. Capellán de La Moneda

A ti que vas en el Metro y que miras a tu alrededor mientras pasas las estaciones para llegar a tu casa; muchas veces ves niños inquietos, que sin la paciencia de los adultos preguntan insistentemente “¿cuánto falta?”.

Creo que todos hicimos esa pregunta; sí, todos, porque si hay algo que nadie puede eludir, es que para llegar a adulto debes haber pasado por ser niño.

Ser niño es algo maravilloso. Es contactarse con el mundo con candidez, sin experiencia, confiando en todo y en todos. Ser niño es a veces ser travieso, es decir cosas de más, y a veces, no decirlas en forma correcta.

Tal vez por eso cuando se dibujan ángeles, se les ponen caras de niños: porque vuelan etéreamente, como desconectados de la realidad y más conectados con el futuro, con el sueño, con los ideales.

¡Cuánto daríamos por volver a ser niños! Precisamente para ellos pensamos los regalos de las fiestas, judías, cristianas, islámicas y paganas, sin distinción. Los niños son el secreto de la alegría, son la luz, son la esperanza.

Pero no todos la pasan bien siendo niños, y en nuestro querido Chile, esto ha quedado en evidencia.

Quiero reglarte un cuento:

No podían empezar la oración religiosa y en profundo silencio el rabino se negaba a empezar. La gente supuso que faltaba silencio, entonces ahondaron más en él y un niño desde el fondo, sin entender qué pasaba, sacó un silbato y lo hizo sonar. La gente lo miró con ojos fulminantes, querían echarlo de la casa de culto, hasta que el rabino levantó sus manos y dijo: “Ahora sí puedo comenzar la oración”.

Este niño en su ingenuidad abrió las puertas del cielo.

A ti que vas en el Metro, valdría la pena que descubras que todos tenemos una parte de niño y seguimos soñando, seguimos siendo a veces inocentes, y esa condición no sólo nos hermana a todos por igual, sino que nos nutre de la nueva esperanza de un Chile mejor, en el que los niños estén al centro de nuestras prioridades.

Todos somos parte de este desafío.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo