El caso del que habla toda Argentina: De ilustre abogado e historiador a ser acusado de más de 2 mil abusos de menores

Los abusos habrían sido cometidos durante 40 años y era un “secreto a voces” en la ciudad de Gualeguaychú.

Por Camilo Henríquez

Por estos días mucho se habla de Gualeguaychú en Argentina, ya que el jueves pasado la revista Análisis reveló una historia que era un “secreto a voces” en la ciudad de Entre Ríos.

En la portada de la publicación aparecía el “ilustre” abogado, historiador y ex candidato a gobernador Gustavo Rivas con el título “Los abusos del doctor”.

El reportaje revelaba “graves abusos y corrupción de menores” en la ciudad y poco a poco se han ido conociendo más datos respecto a la historia de Rivas.

Según indica Análisis, entre 1970 y 2010, más de 2000 adolescentes entre 15 y 16 años pasaron por la casa del abogado en la que les mostraba “videos pornográficos, los masturbaba, les practicaba sexo oral”, además de otros abusos.

También comenzaron a aparecer distintos testimonios, es así como Clarín recoge el de Martín Daneri, que tras cuarenta años por primera vez contó lo que vivió: “A todos nos incentivaba a ver películas porno, algo que ninguno de nosotros teníamos posibilidad de ver, y esa era la carnada para atraernos. El problema es que después se desnudaba y nos filmaba mientras nos masturbábamos”.

“No puedo calcular exactamente cuántos, pero puedo afirmar que son miles, es algo de dimensiones impresionantes. Gustavo le arruinó la vida a mucha gente, amigos que nunca más pudieron armar una familia o tener una relación estable, otros que tuvieron que irse de Gualeguaychú y nunca más volvieron”, reconoce Daneri, que ha sido una de tres personas que ya declararon contra Rivas.

Como si fuera poco, en Gualeguaychú muchos vecinos defienden al abogado porque según ellos “no obligaba a los chicos a ir a su casa”.

“Si esto ya se sabía ¿Ahora vienen a contarlo?”, fue uno de los escalofriantes testimonios que recogió Clarín en una ciudad que conocía el secreto a voces y en la que muchos piden dejarlo tranquilo porque “él no obligaba a nadie”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo