Ni un pelo de tonto: ladrón del departamento de Pinilla se tiñó el cabello para despistar a la policía pero no le resultó

El delincuente, que entró al domicilio que comparte el futbolista Mauricio Pinilla con Gisella Gallardo, cambió de look pero su plan no le resultó.

Por Jaime Liencura

Si los delincuentes usaran la cabeza para pensar en cosas buenas, este mundo sería una maravilla. Lamentablemente, la mayoría la usan sólo para tirar pinta y para actuar con maldad. Eso fue lo que le ocurrió al menor de iniciales M.G.J.S. quien el pasado 2 de julio usó su cerebrito para entrar a un departamento ubicado en Las Condes -que resultó pertenecer al de Mauricio Pinilla y Gisella Gallardo- para luego escapar con 1.200 millones de pesos en especies. Pero no se detuvo ahí: también usó las neuronas para ocultar su acto delictual y se tiñó el pelo para despistar a la policía, pero algo salió mal.

Al principio, todo era una maravilla para el joven. Había pasado un mes desde que perpetró el robo y el delincuente andaba muy campante, disfrutando de su libertad, con su nuevo look. De hecho, caminaba por las calles luciendo un cinturón marca Luis Vuitton, que era de propiedad de Gallardo. No sabía, de todas formas, que la Policía de Investigaciones le seguía las huellas desde muy cerca. Así, este martes 1 de agosto terminó detenido. Sin embargo, no cayó solo, también fue detenido su colega del mundo del hampa, Oliver Bryan Ubilla Bernal (29 años).

Planificado

Según indica la unidad de Análisis Criminal de la Zona Metropolitana Oriente, Gustavo Ahumada, el menor también usó su mente para pensar en el robo y planificarlo todo. De esta manera, todo habría ocurrido el 2 de julio a la hora en que Chile jugaba contra Alemania por la final de la Copa Confederaciones.

Ese día le habría dicho a su amigo, "el Bryan" que distrajera a los conserjes, mientras él ingresaba al departamento del futbolista. Cuando solucionó eso, ingresó al piso y en una maleta se llevó todo lo que pudo, entre ellos relojes, cinturones, carteras y otros lujos que pueden darse los futbolistas y las modelos.

En total, el delincuente con color de pelo normal se habría llevado 1.200 millones de pesos en especies.

Y aunque creyéndose guapo, el menor andaba luciendo un lujoso cinturón de marca internacional, desde la unidad de Análisis Criminal de la Zona Metropolitana Oriente indican que hay pocas especies recuperadas. De hecho, indican que en allanamientos realizados a los domicilios de los detenidos se encontraron joyas, pero no se puede asegurar que todas pertenezcan a Pinilla y Gallardo. Ello porque el delincuente habría también participado de otros 10 robos de similares características.

Ambos sujetos, con antecedentes previos, fueron formalizados este miércoles. De esta manera, mientras el joven de 29 años quedó con prisión preventiva, el menor de edad lucirá su pelo teñido en un centro de internación provisoria.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo