Censura animal: multarán a dueños de perros que ladren y pajaritos que canten en localidad italiana

Los gatos tampoco se salvaron en la ciudad de Impruneta. La multa podría llegar hasta los $700 mil.

Por Camilo Henríquez

Antes de comprar un perro, un gato o un tierno pajarito que le haga compañía, los habitantes de la localidad italiana de Impruneta en la provincia de Florencia van a tener que pensarlo muy bien, ya que el ayuntamiento aprobó una “censura” contra las mascotas.

Según indica el Corriere Fiorentino, con el fin de preservar la “paz pública” una nueva reglamentación multará con hasta 900 euros (casi $700 mil) a los dueños de los perros que ladren, los pajaritos que canten y los gatos que maúllen.

“Los dueños de perros que dejen que sus mascotas ladren o aúllen serán multados con un mínimo de 25 euros y un máximo de 900 por alteración del orden público”, dice parte de la nueva reglamentación.

Como si esto fuera poco, la ordenanza también sancionará a quienes “den de comer a palomas, gansos y patos que viven en las zonas comunes y a lo largo de los cursos de agua”.

La medida fue justificada por el alcalde alcalde Alessio Calamandrei, asegurando que “he oído un perro ladrando durante 12 horas consecutivas o un loro que canta desde la mañana hasta la noche. Es una falta de respeto por aquellos que no tienen animales”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo