Se acabaron los pitutos: Parlamento francés prohíbe a los diputados contratar a familiares

Esta prohibición se enarbola como una de las promesas de la campaña presidencial del actual jefe del Estado, Emmanuel Macron, tras una serie de escándalos de este tipo.

Por EFE

Este jueves se dio el vamos a una de las medidas de probidad más estrictas de la ley de "moralización de la vida pública". Con una amplia mayoría el parlamento francés prohibió definitivamente que los diputados contraten a familiares como asistentes.

Aprobado con 383 votos a favor, tres en contra y 48 abstenciones, el decreto también afecta a los ministros, los senadores y cargos públicos locales, e impide la contratación de la familia más cercana (cónyuge, padres e hijos, así como los de la pareja).

No obstante, el texto deja la puerta abierta a que los parlamentarios puedan establecer vínculos laborales con personas que tengan un "vínculo familiar" a partir de segundo grado, con la condición de que los diputados lo declaren por escrito.

Macron cumple promesa de campaña

Esta prohibición se enarbola como una de las promesas de la campaña presidencial del actual jefe del Estado, Emmanuel Macron, después de que el antiguo candidato conservador, François Fillon, fuese imputado por haber otorgado un empleo ficticio a su esposa durante décadas como asistente parlamentaria.

El Parlamento todavía debe votar, el próximo 9 de agosto, el otro texto de la "ley de moralización", que incluye la supresión de la opaca "reserva parlamentaria", un fondo de 146 millones de euros que permite a los parlamentarios financiar proyectos locales, entre otras medidas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo