¿Cuánto cuesta ir "a la nieve" para personas que no tienen auto?

En Publimetro calculamos cuánto debe desembolsar una persona que quiere disfrutar de las maravillas de la Cordillera de Los Andes aún sin saber conducir.

Por Jaime Liencura

Las personas que no tienen auto en Santiago se ven limitadas a andar en micro, en metro o en buses para todas partes. Esto se transforma en una gran limitante para quienes desean salir de paseo a lugares donde el transporte público no ingresa, por ejemplo, los centros de esquí o, como popularmente se les conoce- “la nieve”. Como en Publimetro conocemos las inquietudes de la gente, acá les repondemos a todos aquellos que no saben nada sobre conducción, cuánto es que cuesta subir a la cordillera y disfrutar de un poco de agua congelada.

“Tenemos planes desde $12.000” indica a Publimetro Cristián Sánchez, jefe de transporte del centro El Colorado.

“Los viajes de subida comienzan desde las 07:30 hasta cerca de las 09:30, dependiendo de la cantidad de gente que haya, y todos bajan a las 17:00”, afirma el encargado de la agencia que presta el servicio de transporte al centro Farallones y Colorado.

Asegura que, pensando en aquellos que nunca han ido a la nieve -y que por lo tanto no saben esquiar- lo mejor es pensar en Farallones “porque tiene juegos para la familia, es un parque con entretenciones donde no es necesario saber eso” para pasarla bien. De hecho, explica que “no es que uno les diga que no vayan a Colorado, lo que pasa es que lo van a disfrutar más las personas que saben cómo usar el equipo de esquí”.

Otra de las compañías que ofrece viajes de ida y vuelta hasta Farallones es Ski Total, que tiene salidas a Farallones todos los días y cuyos precios son de $16.000.

Con los mismos horarios que los encargados del transporte a Colorado y Farellones, esta empresa también hace el recorrido desde el Centro Comercial Omnium (Apoquindo 4900) hasta la cordillera y luego, de regreso hasta el mismo lugar.

Ambas compañías indican que el trayecto tarda cerca de una hora con 45 minutos, pero siempre es necesario considerar un poco más de tiempo en ello, sólo por cuestiones de precaución.

Ticket de entrada no incluída

Y aunque, en estricto rigor, con el viaje de ida y de vuelta las personas que nunca han ido a la nieve ya podrían disfrutar de esta belleza natural, Sánchez indica que la experiencia podría mejorar siempre y cuando se pague el ticket de entrada a Farallones, “que tiene un valor único de $20.000”, dice.

Aclara que adentro la gente podría encontrar locales de comida, lugares de juego y otras alternativas para que las horas pasen volando (o resbalándose) en uno de los sectores más atractivos de la Región Metropolitana.

Sin embargo, para quienes no quieren gastar en total $32.000 por cabeza y sólo quieren tirarse bolas de nieve afuera del centro Farallones, Sánchez recomienda llevar cocaví y otras cositas para calmar el concierto de tripas, cuando el hambre ataque. “Las personas saben de eso”, dice.

Quienes deseen contactar a la compañía donde trabaja Cristian Sánchez, pueden ingresar a http://www.parquesdefarellones.cl/contacto/, mientras que los que buscan un cupo con Ski Total pueden cotizarlo en su página http://www.skitotal.cl/transporte

Cabe señalar que la temporada de esquí comienza en julio y termina en septiembre, aunque los interesados deben apurarse pues la fecha de términos siempre depende del clima. En ese sentido, se recomienda organizar el viaje no más allá de agosto, cuando aún nieve afuera de los centros de esquí.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo