"No está mal que yo esté preso, es justicia divina": la confesión del joven que empujó a fiscalizadora del Transantiago

"Solo puedo decir que estoy arrepentido de lo que hice y que ojalá algún día me perdone ella y su familia", expresó.

Por Agencias

Pablo Alarcón Heckman (22), el estudiante de Sicología que empujó a la fiscalizadora del Transantiago María Angélica Varas (57), le pidió perdón anoche en “Informe Especial” de TVN y dijo que "el cargo de conciencia me va a acompañar toda la vida".

En un reportaje sobre la evasión en el transporte público de la capital, el joven estudiante de la Universidad Raúl Silva Henríquez –quien se encuentra en prisión preventiva- recordó lo ocurrido el 15 de junio pasado en el paradero de 5 de Abril con Pajaritos.

Señaló que su tarjeta Bip! no tenía saldo y que pidió que lo dejarán subir a la micro. "Yo no soy un evasor, el historial de mi tarjeta dice que yo cargaba constantemente la tarjeta y que pagaba. Yo cuando pasé mi tarjeta no tenía saldo y empecé a pedir pacíficamente si me podían dejar pasar, que estaba apurado, que tenía un trabajo importante, que iba atrasado".

Ante esto, comenzó a discutir con los fiscalizadores y que, cuando iba saliendo del paradero, se devolvió “y empujé a una fiscalizadora que no tenía nada que ver con la discusión".

También observó el momento en que una micro le pasaba por encima de la cabeza a la fiscalizadora. "Vi mi vida pasar frente a mis ojos, porque pensé instantáneamente que había muerto. Me vi en la cárcel", dijo el joven.

"Solo puedo decir que estoy arrepentido de lo que hice y que ojalá algún día me perdone ella y su familia", expresó.

De igual manera, admitió que "no está mal que yo esté preso, es justicia divina. Estoy pagando mis actos, soy mayor de edad y respondo por eso. Espero que algún día me pueda perdonar".

Por último, señaló que "me gustaría poder terminar mis estudios y trabajar, ejercer mi profesión para pagarle una indemnización. Si mi sueldo se tiene que amarrar a algún porcentaje no tengo problemas con eso"

La Fiscalía Metropolitana Occidente lo formalizó por homicidio frustrado y el 9° Juzgado de Garantía de Santiago dio un plazo de 100 días para la investigación. Por su parte, el intendente metropolitano Claudio Orrego y la empresa Alsacia presentaron querellas contra Alarcón por el mismo delito.

María Angélica Varas fue trasladada de urgencia a la Mutual de Seguridad donde ingresó en grave estado. Tras ser operada, se constató que perdió su ojo derecho. Además, la mujer deberá someterse a cirugías reconstructivas y se espera una larga rehabilitación.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo