Carabineros desbarata el primer laboratorio en Chile para elaborar peligrosa droga "Calvin Klein"

Se le conoce mundialmente con ese nombre a la mezcla entre cocaína y Ketamina, un poderoso anestésico de uso veterinario.

Por Christian Monzón

Personal del OS-7 de Carabineros allanó en La Cisterna el primer laboratorio encontrado en Chile para elaborar la peligrosa droga conocida como Calvin Klein, hallándose en uno de los dormitorios del lugar más de dos kilos de cocaína de alta pureza, 663 gramos de marihuana del tipo Cripy y 170 gramos de ketamina en polvo.

En ese sentido, en el procedimiento se incautó además acetona, cafeína y acetato, todos precursores químicos y sustancias utilizadas para hacer el producto, cuyo nombre proviene de la mezcla de la cocaína y ketamina.

La acción policial logró la detención de una ciudadana de nacionalidad colombiana identificada con las iniciales F.E.V.C., de 34 años, la cual tenía también una prensa hidráulica y moldes de madera para confeccionar ladrillos de droga. Por este motivo, quedó a disposición del Ministerio Público para su formalización por infracción a la Ley 20.000 de Control de Drogas.

Calvin OS-7 de Carabineros

Cabe mencionar que la ketamina es un agente anestésico general disociativo, no volatil, no barbitúrico y no narcótico, que se sintetizó en 1962 y que genera en el consumidor un un estado disociativo que deja la sensación en el cuerpo de “estar flotando”.

Acorde a lo informado por el OS-7, puede provocar además experiencias alucinatorias y dificultad para moverse, alteraciones de la percepción y aparición de flashbacks, incluso meses después de su uso.

Incluso, algunos consumidores pueden sufrir delirios y alucinaciones fuertes si el uso de la ketamina se hace en dosis altas, perdiéndose la noción del tiempo, de quién se es y con quién se está. Por este motivo, la peligrosa sustancia puede derivar en paros cardíacos, trastornos de ansiedad y paranoia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo