Edulcorantes: Derribando el mito del aumento de peso

Representantes de sociedades y fundaciones de nutrición y dietética de Europa y Latinoamérica se reunieron en Portugal para debatir sobre su uso como alternativa para reducir el consumo de azúcar. ¿Aumenta de peso el consumo de edulcorantes? Un doctor chileno derriba el mito.

Por Consuelo Rehbein

La comunidad científica constantemente evalúa las influencias de los alimentos en el organismo, y en esta oportunidad se centraron en los edulcorantes. Representantes de 42 sociedades y fundaciones de nutrición y dietética, sociedades médicas, universidades y centros de investigación europeos y latinoamericanos se reunieron en Lisboa en la “Jornada Internacional sobre Edulcorantes bajos en o sin calorías”.

Durante la jornada, varios especialistas expusieron sobre los efectos y beneficios de este elemento. La información es clara: el consumo de edulcorantes no calóricos (ENN) no tiene relación alguna con el riesgo de sobre peso u obesidad.

Estudio del doctor Durán

Si bien las conclusiones se presentarán en octubre próximo, en el marco del 21° Congreso Internacional de Nutrición (ICN) que se realizará en Buenos Aires, trascendieron algunos de los principales temas abordados durante el encuentro. Uno de ellos, fue el estudio realizado por Samuel Durán, experto chileno y vicepresidente de la Sociedad de Nutrición de Chile.

Samuel Samuel Durán, vicepresidente de la Sociedad de Nutrición de Chile / Gentileza

Durán presentó los resultados de un estudio clínico de su autoría (en conjunto con un grupo de investigadores) sobre 1.224 alumnos universitarios de Chile, Panamá, Guatemala y Perú. Entre los resultados de la investigación no se encontró asociación alguna entre el consumo de edulcorantes no nutritivos o no calóricos (ENN) y el riesgo de sobrepeso u obesidad.

Al contrario, las mujeres que consumían acesulfame de potasio y sucralosa presentaron un riesgo menor que las que no consumen estos aditivos. “Incluso se observó que ninguno de los 1.224 estudiantes superó el valor de ingesta diaria admisible (IDA) estipulado por las autoridades sanitarias como consumo límite sugerido para este tipo de edulcorantes”, manifestó Durán.

El análisis en población escolar

En un segundo trabajo Durán y sus colaboradores no encontraron asociación entre el consumo de edulcorantes no nutritivos y el sobrepeso en escolares entre 10 y 16 años de Santiago y Viña del Mar.

peso El consumo de edulcorantes no se relacionaría con el aumento de riesgo de obesidad. / captura

“Los edulcorantes no están hechos para bajar de peso, sino para endulzar alimentos y bebidas sin aportar calorías; no tienen por objetivo reducir la diabetes, ni ninguna enfermedad metabólica en particular. Además están en sintonía con las políticas públicas de todos los países que promueven reemplazar el azúcar para disminuir la ingesta de calorías”, explicó Durán.

Otro de los aspectos abordados en Lisboa fue la ausencia de evidencia científica alguna que relacione el consumo de productos con edulcorantes no calóricos con el aumento del apetito, sino todo lo contrario: “los endulzantes sin calorías contribuyen a alcanzar la apetencia por algo dulce y contribuyen a disminuir la ingesta de calorías cuando se usan para reemplazar a los azúcares”, manifestaron.

¿Cómo se eligen los edulcorantes?

edulcorante Los edulcorantes están presentes en distintas presentaciones. / captura

Los especialistas destacaron el riguroso proceso de evaluación y posterior aprobación de nuevos edulcorantes. Este contempla investigaciones de respaldo que se deben presentar a las autoridades de cada país para elevar la solicitud de evaluación al Comité Codex de Aditivos Alimentarios respectivo.

Sigue un complejo proceso en que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) para la posterior publicación de las disposiciones del Codex sobre el uso de ese aditivo en las distintas categorías de alimentos. Las autoridades nacionales o regionales admiten a posteriori, de acuerdo a sus propias normativas, los edulcorantes no calóricos aprobados por Codex Alimentarius.

Los edulcorantes no calóricos son sólo aditivos alimentarios de sabor dulce que reemplazan ingredientes tradicionales como el azúcar de mesa (sacarosa), la fructosa o la glucosa, de 4 kcal por gramo y a los polioles como el sorbitol y el manitol de 2.4 kcal por gramo. Son considerados por los especialistas útiles para todas aquellas personas que por sus condiciones de salud prefieran reducir su ingesta de calorías y/o restringir el consumo de azúcar, en especial para aquellos que ya presentan niveles de sobrepeso u obesidad o que padecen alguna enfermedad asociada, como por ejemplo la diabetes.

Entre los principales edulcorantes no calóricos que se utilizan solos o combinados -algunos de los cuales tienen más de un siglo en el mercado-, se destacan el acesulfamo K, el aspartamo, el ciclamato y sus sales, la estevia (glicósidos de esteviol), la neohesperidina dihidrochalcona, el neotame, la sacarina y sus sales y la sucralosa.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo