VIH y anticoncepción: ¿Cómo se usan los preservativos femeninos?

Ayer la diputada Karol Cariola presentó un proyecto para que este mecanismo anticonceptivo y para la prevención del Sida sean distribuidos gratuitamente en el sistema de salud pública. En Chile son escasos y existe un alto desconocimiento sobre su utilización.

Por Consuelo Rehbein

Cuando se habla de preservativos la mayoría de las personas piensa en el condón masculino. Éste es el método de prevención del VIH y método anticonceptivo más conocido y utilizado en nuestro país. Pese a eso, hace algunos días se reveló que las cifras de contagio del VIH/Sida han aumentado. En la búsqueda de nuevos mecanismos de prevención, la diputada del Partido Comunista, Karol Cariola, junto al MUMS y a la organización "Rompiendo el silencio", presentó un proyecto de ley que pretende que el uso del preservativo femenino se masifique.

condon Así es un condón femenino. Tiene dos anillos y es de mayor tamaño que su símil masculino. / Captura

En nuestro país, este es un producto muy difícil de encontrar en tiendas, casi sólo está online y existe también un cierto grado de desconocimiento sobre su uso. Es casi imposible de encontrar en las cadenas de las grandes farmacias y no se reparte en el sistema de salud pública. Actualmente tiene un precio aproximado de $1.500 pesos la unidad. Estas son algunos de los puntos que Kariola pretende cambiar con el proyecto. "Cuando se habla de preservativos se habla sólo del condón masculino. Eso tiene que cambiar. El Gobierno tiene que avanzar hacia políticas en igualdad de género", señaló a Publimetro la parlamentaria.

Grupos de riesgo

Sobre los grupos de mayor riesgo de contagio de VIH, las cifras apuntan a un grupo etéreo de adulto joven. Sobre esto, la parlamentaria señaló que "se deben considerar todos los jóvenes. No sólo relaciones hombre-mujer, sino que también relaciones hombre-hombre y mujer-mujer. Por esto quisimos presentar este proyecto junto al MUMS y a 'Rompiendo el silencio"", dijo la parlamentaria en entrevista a nuestro medio.

"Este proyecto de ley es muy importante para todas las mujeres. Pero más para nosotras que no hacemos distinción por orientación sexual. Sugerimos también en el proyecto de ley que se incorporaran otros métodos como la barrera de látex, sobre todo pensando en las mujeres lesbianas y bisexuales", señaló Érika Montecinos, coordinadora de la agrupación "Rompiendo El Silencio".

Funcionamiento
Karol La diputada presentó un proyecto para que este preservativo se entregue en el servicio público. / Agencia Uno

El condón femenino funciona de manera similar al preservativo masculino. La diferencia recae en su estructura. Se les llaman también "condones internos". Son pequeñas fundas de nitrilo (un plástico suave) que se introducen en la vagina o la vía anal. Recubren el interior y crean una barrera que evita, en el caso de relaciones heterosexuales por vía vaginal, que el esperma llegue a un óvulo y además ayuda a evitar las enfermedades de transmisión sexual.

También pueden usarse para evitar contagio de enfermedades de transmisión sexual (ETS) en el caso de relaciones por vía anal en relaciones tanto hetero como homosexuales. No se necesita de una receta médica para comprarlos. "Una gran ventaja es que empodera a la mujer", señaló la diputada Karol Cariola a Publimetro. En casos de relaciones homosexuales o heterosexuales donde el hombre no quiera usar condón, la mujer o el hombre pueden usar condón femenino para cualquiera de las dos vías y tomar la decisión de protegerse contra las ETS. Ahora los preservativos serán para todos. "Se deben considerar en las campañas sobre VIH/Sida, así como también la realización de test del virus", agregó la parlamentaria.

Dudas sobre su uso

Conversamos con Diana Paredes, matrona y académica Facultad de Medicina U. San Sebastián sobre el uso del condón femenino. La especialista señala que "es casi tan eficaz para prevenir VIH como el condón masculino, ambos tienen una efectividad alta, siempre que se use de manera correcta y en todas las relaciones sexuales". Paredes señala que este preservativo tal vez no es tan popular por desconocimiento. "Quizás por un tema cultural y de promoción, porque se vende en Chile y sin receta desde hace algunos años", señala agregando que el precio y la falta de stock en farmacias también son un punto clave.

"El condón femenino tiene hartas ventajas, por ejemplo que se puede colocar horas antes de la relación sexual  y le entrega mayor control a la mujer para protegerse. Una de las desventajas que hacen más complejo su uso es que hay que introducirlo en la vagina y eso muchas veces causa rechazo por las mujeres", explicó la académica. "La recomendación es que de igual forma el hombre use condón, el uso correcto de ambos aumenta la protección contra el VIH", agregó.

Sobre la propuesta de "agregarlo a las campañas de VIH", la académica Diana Paredes dijo a Publimetro que "hay que promocionarlo, que las personas sepan que existe y donde lo pueden obtener, que sepan cómo se ocupa, que se venda en todas las farmacias al igual que los condones masculinos, lo ideal que todos tengan acceso a él".

Si quieres saber más sobre la utilización del condón interno, te dejamos este video de Planned Parenthood:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo