Campaña solidaria mueve a EEUU: juntan dinero para cirugía de mujer que nació sin vagina y no puede tener sexo con su novio

Kaylee Motas sufre del síndrome de Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser, una enfermedad que afecta a una cada 5 mil mujeres en el mundo.

Por Nathaly Lepe

Una de cada cinco mil mujeres nacen con una de las enfermedades genitales más complejas y desconocidas: el síndrome de Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser.

Se trata de una malformación congénita que ocurre durante la gestación que deja a las mujeres sin aparato reproductor -aunque con ovarios funcionales- y sin vagina.

Una situación compleja porque impide a las mujeres desde concebir hijos hasta tener relaciones de pareja normales, porque a pesar de tener una vagina con aspecto común, detrás del himen existe una pared infranqueable.

Ese es el caso de Kaylee Motas, una joven de Arizona, en Estados Unidos, que sufre de esta enfermedad y por la que su familia ha iniciado una noble cruzada, conseguir fondos para financiar su operación y que pueda tener sexo con su novio.

La familia inició una campaña de crowfunding -financiamiento compartido- y ha sido tanto el apoyo que ya han reunido más de los 15 mil que necesitan.

Pese a que el novio el novio de la joven asegura que no le importa la falta de sexo, está feliz con el apoyo que ha recibido su novia en la campaña.

La joven dijo a los medios- como reproduce New York Post– que "realmente -mi novio- no se enfoca en el lado sexual de nuestra relación porque no podemos hacer nada ya que no tengo una apertura vaginal", dijo. "Pero estoy deseando tener una relación sexual. No estoy segura de si quiero esperar hasta el matrimonio, pero creo que tener esa opción es mucho más reconfortante”.

Moats dice que su vagina se ve exactamente cómo debería  y asegura que el crowdfunding es necesario porque su seguro de salud no cubrirá la cirugía.

Campaña Reproducción

"El hecho de que el seguro considere esto un cosmético o una cirugía de género realmente me molesta", dijo.

"Tengo todos los cromosomas correctos de una mujer por lo que no es un género o cosa cosmética porque no es lo que está fuera que es diferente. No puedo ver dentro lo que está mal conmigo”, agregó.

En la página donde recaudan los fondos ha recibido cientos de mensajes de apoyo y  de otras personas que padecen la enfermedad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo