Crisis en el Frente Amplio o la Unidad metida en el congelador

Una cupo en el distrito 10 desata una controversia que espera por la resolución del bache en medio del reclamo de las bases.

Por Fernando Peñalver

El nubarrón de una crisis de incalculables proporciones se cierne sobre una de las alternativas políticas más interesantes de los últimos tiempos: el Frente Amplio, que hasta esta semana había sido referencia de monolítica unidad. Hoy, eso está en entredicho.

El Distrito 10 es el epicentro de una trama que contiene todos los elementos de una novela negra policial: hay policías, ladrones, intrigantes y farsantes. Hasta contamos con la incansable presencia femenina, que llegó a activar el delicado tema del acoso a la mujer. Y todo esto, sumergido en el ambiente 2.0, las redes sociales e internet.

Luego de una presencia muy potente en las pasadas primarias presidenciales, el Frente Amplio entró a jugar en las "grandes ligas" de la política chilena. Con una candidata carismática (Beatriz Sánchez), en medio del ascenso meteórico en las encuestas, parecía que la arquitectura de las listas parlamentarias del Frente Amplio no confrontaría mayores dificultades, tal y como ha sucedido tanto en Chile Vamos, como en la Nueva Mayoría.

Pero los que siempre criticaron las prácticas de la "vieja política", que se percibían como los más irreverentes e impolutos de los aspirantes al poder en Chile, se encuentran hoy entrampados en una controversia, al mejor estilo Lucrecia Borgia, la cual ha dejado en shock a un buen porcentaje de sus seguidores.

“En estos días me he sentido como el hombre al que se comieron las abejas, en la serie Black Mirror. Ha sido un ataque muy fuerte por las redes sociales. Creo que el tema del audio es el Pelo de la Cola. Lo sustantivo es que él nos pidió el cupo de Natalia (Castillo), que fue elegida en primarias, lo cual generó una molestia transversal en la colectividad”, expresó el diputado Giorgio Jackson en el Late Show, Última Mirada, que dirige el colega Fernando Paulssen.

En la escuela del pragmatismo puro, Mayol le habría dicho a Jackson “Todo tiene arreglo”, con lo cual el ex pre candidato presidencial pasaría a ocupar el cupo de Castillo, de quien se descubrió habría incurrido en un accidente de tránsito, bajo las efectos del alcohol hace 15 años. “Desde mis días como dirigente estudiantil, siempre he dicho que yo no corro solo, lo hago en colectividad. No soy un mentiroso. Siempre he dicho que prefiero perder un voto, a perder mi dignidad”.

Cuestionado sobre el papel de la abanderada presidencial, Beatriz Sánchez, el parlamentario aseguró que “ella no está acostumbrada a ese tipo de dimes y diretes”. En todo conciliador, Jackson confirmó que la crisis en el Frente Amplio, por el impasse con Mayol, tiene entre un 60 y 70 % de probabilidades de resolución.

El sociólogo Mayol expresó en un tono más cometido, muy alejado de la frase aquella "si quieren guerra, guerra tendrán", su interés por zanjar la controversia. "Les podemos efectivamente señalar que estamos dispuestos a disculparnos, porque nunca ha sido nuestro interés dañar una sensibilidad”, declaró el quien aspiraba a ser el líder máximo de esa colectividad.

Mayol sostuvo que está llano “a entender que a veces la cantidad de ironías que despliego puede ser molesto” y que “son temas que también tienen que ver con ciertos grupos y culturas”. En este sentido, argumentó que “es un asunto en que uno puede dar una señal de disponibilidad natural a una visión de disculpas, de reconocimiento”.

Mientras las bases reclaman coherencia, las directivas sostienen reuniones que no terminan en acuerdos definitivos, lo cierto es que el Frente Amplio navega aguas turbulentas y sólo con honestidad e inteligencia, saldrán con el mínimo de daños colaterales de esta, su primera gran crisis existencial.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo