La educación técnico profesional, una oportunidad

Por Juan Enrique Guarachi
  • Director ejecutivo Fundación Belén Educa

En un Chile donde la aspiración de entrar a una carrera universitaria parece consumir todas las expectativas, tanto de los jóvenes como de sus padres, la educación técnico profesional no ha tenido el brillo que realmente merece. Se trata de una realidad no menor si pensamos que el 40% de la matrícula en la enseñanza media corresponde a esta área.

En países desarrollados, la educación universitaria y la técnica profesional (TP) son complementarias, se necesitan la una a la otra. En Belén Educa podemos constatar esa cualidad y apreciar además la enorme oportunidad que se abre a través de carreras técnicas para aquellos estudiantes que buscan seguir estudios superiores. Son jóvenes que aportan al crecimiento del país y que así hacen que sus vidas se proyecten con mayor sentido. El último año, el 69% de nuestros egresados TP, ingresó a estudios superiores con altas expectativas y deseos de titularse.

Hoy vemos con satisfacción que existen institutos profesionales y centros de formación técnica que responden a un alto estandar de calidad, tienen destacados profesionales, excelente infraestructura y equipamiento, lo cual les ha permitido alcanzar la acreditación por más de cuatro años. Es cierto que existen también otros que aún tienen que avanzar y para ello deben mirar el mundo de la empresa, aprender de los que lo hacen bien, tanto en el país como en el extranjero.

Ahora bien, si vemos la enseñanza media técnica profesional que se imparte en los liceos, advertimos los mayores desafíos. Aún nos falta convicción y motivación para que la carrera técnica sea prioritaria, que abra reales oportunidades para los estudiantes, empleabilidad y mejores remuneraciones, que aporte con integración en la construcción del país.

A pesar de esto, vemos significativos avances: mayores exigencias de la autoridad en mejorar los estándares, valor por el currículum articulado con la industria y con las instituciones de educación superior, mayor desarrollo profesional docente de los especialistas, mejoras en la infraestructura y gratuidad para los estudios superiores técnicos.

Tenemos aún mucho que recorrer, pero afortunadamente este importante tema está instalado entre las preocupaciones del país. Hay que seguir invirtiendo en la formación técnica de nuestros jóvenes, visibilizar las oportunidades de emprendimiento y desarrollo. El desafío mayor es que la carrera técnico profesional sea una alternativa significativa y atractiva para todos nuestos estudiantes de enseñanza media.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo