Ley de Migraciones: un enfoque democrático y moderno orienta al proyecto

El texto sustituye la legislación que data de 1975, en tiempos de dictadura. Salvaguarda los derechos de los niños, independientemente del status de los padres.

Por Publimetro

La Presidenta Michelle Bachelet firmó este lunes el proyecto de Ley de Migraciones, que moderniza la normativa existente en esta materia desde el año 1975. La ceremonia se realizó en el Salón Montt Varas de La Moneda, con los ministros Mario Fernández (Interior), Heraldo Muñoz (RREE), Rodrigo Valdés (Hacienda) y Jaime Campos (Justicia).

La iniciativa crea un Registro Nacional de Extranjeros tiene cuatro ejes: un sistema de principios, derechos y deberes; la regulación del ingreso, salida y las categorías migratorias; un procedimiento administrativo sancionatorio, y un sistema nacional de política migratoria, con el fin de evitar que las personas sean víctimas de redes de tráfico o de trata.

En la ceremonia, la Presidenta dijo que “Chile es un buen país para vivir, trabajar o estudiar. Por eso que va a seguir llegando gente que anhela realizar sus proyectos en nuestra tierra, ya sea porque su país atraviesa por una situación crítica, ya sea por motivos personales. Y son migrantes que, en su abrumadora mayoría, vienen a sumarse al proyecto colectivo llamado Chile, a aportar con su esfuerzo y su honestidad. Y traen consigo sus capacidades y dignidad”.

El proyecto establece, además, un catálogo de causales de prohibición de ingreso a nuestro territorio, entre otros, usar documentos falsos o adulterados, tener vigente una prohibición de ingreso, o haber sido condenados, tener juicios pendientes o estar prófugos por asociación ilícita, terrorismo, tráfico ilícito de drogas o armas, lavado de activos o trata de personas, entre otros.

En caso de infracciones graves, se instituyen causales que facultarán decretar la expulsión del territorio nacional, como infringir la prohibición de ingreso, presentar declaraciones o documentos falsos, realizar actividades remuneradas como turista sin permiso, entre otros.

Igualmente, propone una nueva regulación de los permisos de ingreso al país, con lo que quienes lleguen a nuestro territorio deberán solicitar permiso de acuerdo al motivo del viaje, ya sea como turista, visitante, de residencia temporal y cuando se cumplan los requisitos podrán optar al de residencia definitiva.

También protege especialmente la situación de los niños y niñas que llegan a nuestro territorio, independiente de la situación de sus padres.

Además, creará el Comité de Política Migratoria, integrado por los ministros del Interior (quien lo presidirá), Relaciones Exteriores, Hacienda y Justicia, pudiendo invitar, en las materias pertinentes a otros ministerios.

Este comité adoptará la Política Nacional Migratoria, que será coordinada y ejecutada por el Ministerio del Interior. Asimismo, el ministerio de Relaciones Exteriores ejercerá el rol de Autoridad Migratoria en el Exterior.

La mandataria destacó que “nuestra propuesta da origen a una legislación flexible, ágil, capaz de adaptarse en el tiempo a una realidad cambiante. En este sentido, no necesitamos una burocracia pesada; lo que necesitamos son mecanismos eficaces de coordinación”.

Finalmente, la Presidenta Bachelet subrayó que “hoy damos un paso importante para la convivencia en Chile y para nuestras posibilidades futuras. Había que actualizar y contar con una verdadera política nacional de migraciones. Y es lo que estamos haciendo, porque este proyecto de ley propone reglas claras, justas pero, a la vez, realistas, que benefician y protegen no sólo a los chilenos, sino también quienes tienen la voluntad de sumarse a la construcción de Chile. Este proyecto de ley toma la opción de la regularización, no toma la opción de la invisibilización de una realidad que ya está acá”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo