Vaya y pídale un aumento a su jefe de inmediato: hoy es el "día del níspero" y todo lo imposible podría suceder

En tono de broma, repasamos todas las cosas que uno piensa que nunca acontecerán, recibiendo como respuesta estándar "eso pasará el día del níspero".

Por Christian Monzón

Este es el mejor día del año y el más esperado por todos. El día que todos nuestros sueños se pueden cumplir. El día que puede ser el inicio de una mejor vida para cada uno de nosotros. Hoy, es el día del níspero.

Primero, aclararemos las dudas de inmediato, por si hay alguien que ha vivido en una burbuja durante toda su existencia y no tiene idea del significado. No hablamos de que es la jornada para conmemorar al Eriobotrya japonica, el nombre científico de ese árbol frutal que da esa pequeña fruta amarilla del mismo nombre y que es originaria de China. Sino del dicho: "el día del níspero".

Esa frase es relacionada a un día que nunca llegará, o que si podría suceder, pero en un tiempo muuuuuuuuy lejano. Sin embargo, en la realidad el "día del níspero" es hoy y hay que aprovecharlo.

¿Por qué? Porque hay muchas oraciones cuya respuesta es "el día del níspero", por ende la solución podría ser este miércoles. En ese sentido, te damos varios ejemplos:

¿Cuándo la Universidad de Chile tendrá estadio?

¿Jefe, cuándo me subirá el sueldo?

¿Me voy a ganar el Loto o el Kino?

Eres mi mejor amiga/o, te quiero mucho, pero no es suficiente, ¿te gustaría ser algo más que eso?

¿El pastor Soto se va a quedar callado alguna vez?

¿Se acabarán las viejas velociraptor en el Metro?

¿Sampaoli dejará de sentirse un rehén?

¿Habrán baños públicos y estacionamientos gratuitos?

¿El tío Luksic o el tío Farkas se apiadará de mi y me costearán los pasajes para ir al Mundial de Rusia?

¿Irá esta nota de portada en el Publimetro de mañana?

Todas esas preguntas tienen la misma respuesta: el día del níspero. Ahora, también esas interrogantes tienen otras posibles soluciones, como "el día del lolly" o una que hace alusión por donde se alimentan las aves.

Esto, porqué el "día del níspero" marca un precedente, el del día que todos esperamos poder vivir y en donde se nos reconozcan nuestros logros, en donde se puedan cumplir nuestros sueños, en donde Mauricio Pinilla pueda anotar un tanto y celebrarlo en el estadio del club de sus amores. Es el día que todos esperamos que llegue. Ese día es hoy, 23 de agosto.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo