"Cuidado con el tigre": el aterrador mensaje encontrado en una puerta de Holanda que fue aplaudido a rabiar

Se trata de una exposición que buscaba generar conciencia sobre la agresividad de los mensajes de la ciudad que protegen la propiedad privada.

Por Jaime Liencura

A diferencia de Chile, Holanda es un país en que muchas cosas están al revés: las estrellas, las estaciones del año (allá se está acabando el verano) y las cárceles están vacías por falta de presos. Por eso sorprender a los holandeses es difícil, pero no imposible. Y así al menos lo acredita Aïda Gómez, artista urbana española que llamó la atención de toda la ciudad de Enschede con su exposición “Unhappy Endings”, que consistía en una sátira de las aterradoras barreras que pone la gente para cuidar su propiedad.

Con la idea de generar conciencia sobre la agresividad de los letreros que protegen la propiedad privada, en vez de botellas quebradas puso sobre la pared cortacartones, prestobarbas o botes con líquidos que simulaban ser sustacias químicas, entre otros. Pero el que más llamó la atención a los ciudadanos del Viejo Continente fue un letrero que decía “Cuidado con el tigre”, algo que venía a burlarse del típico aviso “Cuidado con el perro”.

“Lo del tigre suena ridículo, sólo los mafiosos tienen tigres en casa, es absurdo, por eso lo usé”, dice a Publimetro.

Cuenta que la idea se le ocurrió “un día en el que fui a dejar a mi novio en el aeropuerto y me di cuenta de que por ahí había rincones engalanados con una agresividad extrema”.

Ello, porque en algunos muros habían pedazos de vidrio en la punta, rejas con púas y ese estilo de cosas.

“En algunos rincones se congregaban más de 3 tipos diferentes de concertina (rejas de púas)”, dice Gómez. “Parecía que estaba en una prisión más que en un aeropuerto. Empecé a documentar las diferentes maneras de proteger las propiedad privada”, aclara.

Pero no es todo. Dice que se encontró con “cristales rotos, pinchos o la maldita concertina que está por todos lados”, algo que la desanimó. "Por eso, decidí ‘proteger’ los espacios urbanos” y detalla que para eso usó “objetos domésticos y al alcance de todos, como cuchillas de afeitar, cactus, cutters (cortacartones), entre otros".

La exposición se realizó en Holanda porque se ganó una beca para estar tres meses allá. La artista, oriunda de Madrid y que vive en Berlín, cuenta además que tiene muchas ganas de venir a Chile, en un futuro cercano. Ojalá no se desanime tanto al ver los muros de las casas en nuestro país. Parte de la intervención puede ver en su página web http://www.aidagomez.info/.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo