La historia de Otis, el perro que escapó del huracán Harvey con un saco de comida en su boca

El can proveniente de la ciudad de Stinton, Texas, se ha vuelto todo un fenómeno en redes sociales como un símbolo de la catástrofe.

Por Francisca Herrera
captura
La historia de Otis, el perro que escapó del huracán Harvey con un saco de comida en su boca

Mientras los residentes del estado de Texas se levantaba tras el paso del huracán Harvey el sábado por la mañana, la fotografía de un perro cargando su comida por las calles de la ciudad texana de Stinton rápidamente se volvió viral y un símbolo de la catástrofe que el fin de semana azotó la zona.

Tiele Dockens, quien se encontraba ayudando a familiares y amigos que habían evacuado, fue quien se encargó de registrar el curioso momento bajo el hashtag #refugiado. "Este perro está caminando alrededor de Sinton Texas llevando una bolsa entera de comida para perro. LOL. #refugiado", comentó.

"Es como si estuviera en una misión. Sólo pensé que era tan lindo", dijo Dockens según recoge el Boston Globe.

La imagen rápidamente se hizo viral llegando casi a los 10 mil likes, más de 3.200 comentarios y siendo compartida más de 33.600 veces. Más tarde se conoció que el perro tenía dueño y se llama Otis.

El escape

Durante la noche del viernes Salvador Segovia (65) se encontraba en su casa cuidando al perro de su nieto Carter de 5 años, quien tuvo que evacuar la zona ante el paso inminente del poderoso huracán.

El abuelo dejó a la mascota resguardada en la parte trasera de la casa con agua y comida. Sin embargo, cuando Segovia fue a ver al can horas más tarde se percató de la ausencia de Otis y de su saco de comida. La fuerte tormenta debió haber asustado al perro quien abrió la puerta del garage y escapó.

Me puse la cabeza gritando y gritando, y Otis no aparecía. A la mañana siguiente, salí y seguí gritando, rodeé la cuadra y todo, y nada. No sabíamos dónde estaba Otis", Segovia.

"Me puse la cabeza gritando y gritando, y Otis no aparecía. A la mañana siguiente, salí y seguí gritando, rodeé la cuadra y todo, y nada. No sabíamos dónde estaba Otis", expuso según el medio estadounidense.

Otis vuelve a casa

Al ser una ciudad pequeña, Dockens pensó que el perro tenía que vivir en la zona, así que lo siguió hasta llegar a la casa de Segovia. "Esta señora viene y me dice, '¿Es su perro que viene por el camino?' Y me doy la vuelta, ¡ahí viene Otis y él está llevando comida!", aseguró el abuelo de Carter al medio estadounidense.

Otis está acostumbrado a vagar por las calles de Stinton. El abuelo del dueño del can asegura que inclusive visita distintos lugares de la ciudad donde sabe que le darán comida, como el restaurant Diary Queen donde le invitan a unas hamburguesas o la tienda de madera donde venden comida para perros.

"Es un perro inteligente. Él sabe dónde ir a recoger una golosina", aseguró según Boston Globe.

Unos años atrás, el perro, de aproximadamente seis años, iba a ser abandonado en la calle por un hombre que pasaba en su camioneta por la zona a menos que Segovia lo quisiera. De esta forma el tejano lo adoptó y se convirtió en la mascota de su nieto.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo