Este emprendedor busca democratizar el agua purificada en Chile

A través de sus máquinas dispensadoras de agua que llegaron a nuestro país hace casi dos años.

Por Camila Albertini

“Poner agua de calidad a la disposición de todos a un precio súper razonable”. Así describe Cristóbal Brante el objetivo de ReFeel Water, máquinas dispensadoras de agua purificada que llegaron a Chile hace casi dos años.
Evitar las cadenas de distribución y el plástico que genera la industria son algunas consignas de este proyecto que Brant trajo a nuestro país y puso en marcha junto a dos amigos en septiembre de 2016.
Existen dos tipos de modelos: uno lo llaman “compacto o de alto flujo”, diseñada para ventas de medio litro a un litro, para el consumo inmediato. “Vas con tu propia botella y hechas tus 200 pesos. Esa agua es helada o natural. Va a estar ubicada en un parque, en colegios, en el metro, un gimnasio, entre otros”.
El segúndo modelo es el de alto volumen. Rellena recipientes de entre 5 y 20 litros. “No es para consumo inmediato, lo utilizas en tu casa, oficina, en un consultorio”, dice Brant.

El éxito de La Vega

Las primeras dos máquinas dispensadoras las instalaron en La Vega, que buscaba darle un servicio más completo a sus clientes.

“Pensamos que tendríamos vandalismos o rayados, pero ha sido todo lo contrario, la máquina la han cuidado mucho”, resalta Brant.

También entraron a un edificio, en un colegio municipal y en Borde Río.
Uno de los desafíos es ingresar a edificios residenciales, pero eso es más complejo. “Tienes que poner de acuerdo a mucha más gente”, explica el fundador.
Brant es enfático en señalar que lo que buscan es democratizar el agua purificada a lo largo del país. Y ejemplifica: “así como en un minuto había que buscar cajeros en ciertas comunas y casi que programarse para sacar plata, queremos que las maquinas se masifiquen en el país para que todos tengan acceso a agua de calidad”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo