Cuatro empresas aspiran construir polémico muro fronterizo prometido por Trump

Los contratistas enviaron los prototipos al Servicio Federal de Aduanas y se estima que cada sección de la construcción costará medio millón de dólares.

Por Fernando Peñalver

El gobierno estadounidense anunció que seleccionó a cuatro empresas para construir prototipos de muros de concreto reforzado en la frontera con México, una promesa clave de la campaña del presidente Donald Trump.

Estos contratistas participaron de un llamado a ofertas del Servicio Federal de Aduanas y de protección de la frontera en marzo pasado, luego de que Trump firmara un decreto en este sentido cuando asumió el poder en enero.

La construcción de los prototipos, que medirán entre 5,50 y 9 metros de altura, se realizará en otoño boreal en San Diego, estado de California (suroeste), precisó la entidad. Cada sección del muro costará entre 400.000 y 500.000 dólares.

Desde su campaña presidencial, Trump sostiene que hará que México pague la construcción del muro en la frontera binacional, pese a que el país latinoamericano rechaza tajantemente esa posibilidad.

Protestas pro inmigrantes AFP

"De una manera u otra, México pagará por el muro", dijo Trump el lunes en la Casa Blanca.

"El muro es necesario para nuestra seguridad, el muro es necesario para luchar contra las drogas", subrayó el mandatario.

La estructura de los muros no fue presentada, pero incluirán elementos para impedir que sean escalados, según Ron Vitiello, número dos de la agencia federal.

Las cuatro empresas, todas con sede en Estados Unidos, son: Caddell Construction Co.; Fisher Sand & Gravel, DBA Fisher Industries; Texas Sterling Construction Co.; y W. G. Yates & Sons Construction Company.

El gobierno estadounidense también hizo un llamado a presentar ofertas para prototipos de muros en otros materiales y el resultado será anunciado la próxima semana.

Los términos del proyecto aún no han sido anunciados y deberán ser negociados con el Congreso, que prepara actualmente un presupuesto para el año fiscal que comienza el 1 de octubre próximo.

Aztecas solidarios con víctimas del huracán

México expresó sus condolencias a Estados Unidos por las víctimas que dejó el huracán Harvey y reiteró el ofrecimiento de su ayuda para los damnificados, informó la cancillería mexicana, mientras el presidente Donald Trump insiste en erigir su murofronterizo.

El presidente Enrique Peña Nieto "expresa sus condolencias al pueblo estadounidense y a los familiares de las personas fallecidas" tras el paso de Harvey por Texas, indica un comunicado de la cancillería, al subrayar que tres mexicanos murieron tras el paso del fenómeno meteorológico y otro más se encuentra desaparecido.

Desde el domingo pasado, el gobierno de México ofreció "toda la ayuda y colaboración que puedan brindar las distintas dependencias gubernamentales (…) como deben hacerlo siempre los buenos vecinos en momentos de dificultad".

El ofrecimiento atizó una polémica sobre si Trump -quien provocó la peor crisis diplomática entre México y Estados Unidos en la historia reciente- debía aceptar o no la asistencia.

Trump vía zona del desastre AFP

 

México reiteró su ofrecimiento de apoyar al estado de Texas. El gobernador de ese sureño estado, Greg Abbott, y el Departamento de Estado estadounidense "agradecieron y aceptaron la ayuda ofrecida", aseguró la cancillería mexicana, que se dijo "en espera de las listas de necesidades de mayor utilidad para la población afectada".

Pese al gesto, las asperezas entre ambos países continúan. El gobierno estadounidense anunció que seleccionó a cuatro empresas para construir prototipos de muros de concreto reforzado en la frontera con México.

Argumentando que los inmigrantes mexicanos indocumentados son "criminales", Trumpprometió en su campaña que construiría una muralla fronteriza pagada por México, y ahora amenaza con retirarse del tratado de libre comercio que sostiene con su vecino del sur.

El huracán Harvey, que el pasado viernes golpeó Texas y luego provocó inundaciones sin precedentes, es responsable directa o indirectamente de la muerte de al menos 38 personas, según cifras oficiales, y se estima que los daños le costarán a Texas más de 58.000 millones de dólares.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo