"¡Ni siquiera era su cara!": el fotógrafo falso de la ONU usaba la imagen de un surfista británico

El joven británico de 32 años, Max Hepworth, se dio cuenta de la historia cuando un amigo suyo le contó, de acuerdo a una entrevista que le realizó la BBC Brasil.

Por Francisca Herrera

Se siguen revelando más mentiras del fotógrafo falso de la ONU que engañó a todo el mundo. El rostro que asociábamos a Eduardo Martins no es suyo, pertenece a Max Hepworth, un surfista británico de 32 años.

Max se dio cuenta de la historia cuando un amigo suyo, el editor de la revista en la que escribe, lo contactó contándole que "habían robado mi identidad en una especie de fraude en internet", según recoge BBC Brasil.

Cuando mi amigo me mostró las fotos, primero pensé que era una broma, alguna clase de chiste. Pero en realidad mis fotografías fueron robadas. Es una locura que un tipo al azar haya decidido utilizar mi imagen entre muchas opciones en internet", dijo el surfista en entrevista con el medio.

El joven surfista cuenta al protal brasileño que el falso fotógrafo, del cual no hay certeza ni siquiera de su nombre, robó las imágenes de un perfil que tenía abandonado en Facebook. "Algunas fotos son muy antiguas, de cinco años", indicó.

 

surfista Captura de pantalla

Hepworth maneja una teoría, hace tres años una persona que se identificaba como Bruno, quien había creado el perfil hace menos de un año, se contactó con él a través de Facebook ofreciéndole un trabajo relacionado con el surf, el que rechazó luego de una conversación por Skype que le provocó desconfianza. Ese mismo año en que apareció en la web Eduardo Martins.

Una semana después, alguien hizo un perfil falso de mí en Facebook, y pensé '¿qué diablos?'. Me pareció que era muy sombrío y decidí cerrar mi cuenta en Facebook. Tal vez tiene que ver con esto", apuntó a BBC.

Eduardo Martins

Eduardo Martins se presentaba como un surfista brasileño oriundo de Sao Paulo de 32 años que, después de ganarle la batalla al cáncer a los 25 años, se había convertido en un voluntario de la ONU que fotografiaba dramáticas situaciones en Irak y Siria.

Las sospechas empezaron a formularse cuando el mismo Martins se puso en contacto con BBC Brasil en junio pasado, supuestamente desde Mosul, Irak. Afirmaba estar en medio del frente de batalla y les enviaba mensajes de voz por WhatsApp ofreciendo cobertura fotográfica.

Una vez que se descubrió realmente que todo se trataba de una farsa, Martins desapareció sin dejar rastro. Su cuenta de Instagram, esa que había conseguido tanta popularidad, ya fue cancelada.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo