Parlamentaria australiana mandó a su marido a la cárcel luego de descubrir su adicción

El computador del hombre guardaba una basta colección de pornografía infantil por lo que su mujer no dudo en llamar a la policía para denunciarlo.

Por Felipe Betancour

El parlamento de Victoria, uno de los seis estados que componen Australia, fue testigo de un discurso por parte de una de sus integrantes que dejó frío a todos. La representante del partido Conservador Australiano, Rachel Carling-Jenkins, tomó la palabra para referirse a la denuncia que ella hizo contra su marido por almacenamiento pornográfico de menores.

Todo ocurrió en febrero de 2016 cuando Carling-Jenkins y su hijo descubrieron que Gary Jenkins tenía una basta colección de pornografía infantil en su computador. "En el hallazgo, vi  imágenes profundamente angustiosas que me causaron una desazón inmediata", aseguró la representante.

Ella mismo llamó a la policía para que detuvieran a su marido por la posesión del material pornográfico y después presentó una declaración junto a su hijo que terminó por llevar a Gary a juicio. El acusado cumple actualmente condena efectiva en una prisión del estado de Victoria.

"Quiero dejar una cosa en claro" vociferó a sus colegas la legisladora "no tenía ni la más mínima idea que mi marido era adicto a la pornografía infantil. Por mucho tiempo pensé que sufría de problemas mentales y en varias ocasiones intente que recibiera ayuda".

Carling-Jenkins aseguró que su marido no tiene problemas mentales ya que sus comportamientos son muestra de algo mucho más siniestro. La representante de la cámara alta de Victoria aprovecho de dejar en claro que su matrimonio terminó el día que descubrió el material y que sólo volvió a su casa a buscar sus pertenencias. "No tengo ninguna intención de retornar a la casa que contiene recuerdos tan aberrantes", cerró decidida.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo