Fue lo último que observó en vida: menor de 5 años muere tras ver como su madre era golpeada y lanzada por un acantilado

La mujer resultó herida pero sobrevivió al brutal ataque, en un hecho que conmocionó a Kentucky.

Por Christian Monzón

Un menor de 5 años observó como un sujeto golpeaba, ataba y lanzaba por un acantilado a su madre, siendo esta escena lo último que vio en su vida en un caso que impactó a Kentucky en Estados Unidos.

De acuerdo al NY Post, el niño se encontraba con la mujer identificada como Jessica Durham, la cual era atacada salvajemente por un hombre, quien pensó que su víctima había fallecido tras la brutal golpiza.

Sin embargo, logró sobrevivir al hecho y fue auxiliada por una pareja de excursionistas, quienes alertaron a la policía tras hallar a la mujer malherida.

Tras esta situación, comenzó un gran operativo con perros policiales, aviones y voluntarios, quienes lograron dar con el hijo de la víctima, identificado como James Spoonamore, el cual fue encontrado sin vida dos días después en una zona cercana en donde fue dejada su madre.

De acuerdo a los primeros antecedentes entregados por el Comisionado de Policía del Estado de Kentucky, Rick Sanders, no existe una hipótesis aún sobre cómo murió el pequeño, por lo que están a la espera de los resultados de la autopsia. Eso sí, se cree que lo último que vio en vida fue justamente el ataque que estaba recibiendo su madre.

 

En tanto los oficiales detuvieron a Lonnie Belt, un hombre de 41 años, quien es sindicado como el responsable del crimen. "James estaba con Jessica cuando la llevó al acantilado y la asaltó", señala el informe policial, el cual afirma además que ambos se conocían aunque no tenían una relación romántica.

Cabe mencionar que la mayoría de la familia de Durham es oriunda de Florida, los cuales sufrieron las inclemencias del huracán Irma. "Honestamente, ha sido un infierno. Esa es la única manera de describirlo", sostuvo la hermana de la agredida Mary Batson.

Mientras que Cynthia Wallace, la madre de Jessica, señaló que el pequeño "estaba tan feliz, le gustaba la escuela y hasta quería ir los fines de semana. Es difícil. Duele. Acabo de pasar por un huracán y ahora está encima de mí. Estoy herida".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo