Honduras: pueblo indignado por muerte de joven quema posta policial

El joven Willy Sebastián Henríquez fue visto con vida antes de que un grupo de agentes policiales le estuviera persiguiendo.

Por EFE

Pobladores del municipio de Macuelizo, departamento de Santa Bárbara, en el occidente de Honduras, responsabilizaron este jueves a dos policías de la muerte de un joven de 18 años en un confuso hecho y quemaron una posta de la Policía Nacional en protesta.

Los manifestantes le prendieron fuego con gasolina a la estación de la Policía hondureña que opera en Macuelizo, afirmó a periodistas un subteniente del cuerpo de Bomberos, Adalberto Romero.

La posta policial fue quemada un día después de la muerte del joven Willy Sebastián Enríquez, de 18 años, quien al parecer falleció al accidentarse en su motocicleta tras ser perseguido por agentes policiales.

Los pobladores alegan que dos agentes policiales que perseguían en una patrulla al joven son los responsables de su muerte, cuyo cuerpo fue localizado este miércoles en el sector de Chiquila de Macuelizo y tenía el rostro desfigurado.

Medios hondureños, citando a vecinos del lugar de los hechos, indicaron que Enríquez se accidentó en su motocicleta después de una persecución policial que se habría originado porque el joven no atendió un requerimiento de los agentes por no utilizar casco, algo que otro grupo de vecinos rechaza y responsabiliza a los policías.

Las personas que incendiaron las casetas, alrededor de unas 20, exigen a las autoridades que les entreguen a los dos policías que ellos señalan como responsables del suceso.

La Policía hondureña indicó en un comunicado que los dos agentes, que no han sido identificados, están en custodia hasta investigar más elementos sobre lo ocurrido.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo