Hablan los realizadores de los tours más tenebrosos de Santiago: este sábado harán uno de ánimas gratis

Se trata del grupo Rincón Patrimonial Chileno, que se dedica a realizar caminatas por la capital contando los mitos y leyendas de la ciudad.

Por Jaime Liencura

Santiago está lleno de historias de fantasmas y así apuntan Manuel Venegas Bonilla y Catalina Schopf. Ambos son miembros del Rincón Patrimonial Chileno y casi todos los fines de semana convocan a caminatas por la capital donde cuentan historias de almas en pena, de suicidios, asesinatos y también eventos paranormales que tienen como escenario ciertos barrios y construcciones históricas de la ciudad.

Todo eso gratis. O casi, porque en verdad al final de cada evento piden una colaboración voluntaria para seguir financiando este proyecto. Aún así, una vez llegaron a juntar hasta 800 personas que querían oír estas leyendas. ¿Cómo lo hacen?

"Tenemos una ganancia que es inmaterial" afirma Catalina. "Lo que ganamos es la satisfacción de hacer un bien social, cultural y patrimonial", agrega porque aclara que su tarea no es sólo hablar sobre mitos, sino que también contar la historia real de los edificios, de los barrios, del Santiago del pasado.

Manuel, por su parte, cree que "lo humano ya se está acabando por culpa de las redes sociales, entonces sacar personas a la calle, de carne y hueso, ya es un gran logro".

Sus recorridos se inician en puntos estratégicos de la ciudad: Plaza de Armas, Cerro Santa Lucía o a la salida de alguna estación de Metro. Tras eso, con megáfono en mano, ambos dirigen la caminata por una ruta planificada estratégicamente: procuran hacer paradas en alguna iglesia, edificio, avenida o punto interesante en donde existan historias sobrenaturales que contar. Algunos aprovechan de tomar fotografías, otros los siguen para pasear por rincones en los que nunca han estado y muchos sólo quieren conocer más gente. Al final del tour, realizan concursos con preguntas sobre las historias que narraron y quienes contestan correctamente, terminan ganándose un libro, fotos, souvenirs. Para eso sirve el aporte monetario, dicen ellos.

Así, entre los recorridos hechos previamente se encuentran "Misterios del Barrio Brasil", que consideró la narración sobre el mito de los fantasmas del Palacio Pereira; "La Quintrala", evento con el cual pasaron por la casa que tuvo María Lisperguer en Santiago Centro o “El enano maldito”, recorrido hecho cerca de la plaza Benjamín Vicuña Mackena, y que relató una historia de 1968, cuando una joven asesinada por un extraño ser.

Eventos sobrenaturales

Pero no siempre fueron un grupo que contaba historias paranormales. Manuel, que también se dedica a la fotografía urbana, recuerda los primeros días de recorrido que realizaron, a principios del 2014. "Iniciamos con un grupo de fotógrafos que caminaban por la ciudad, pero ellos no toman la historia como punta de lanza: lo que deseaban era caminar y encuadrar Santiago. De a poco fueron llegando personas amantes de la historia y tuvimos que derivar en algo mas complejo, investigar la historia de la ciudad y todas sus ramas. Ya para los últimos años empezó a llegar un número de personas que querían oír la historia mas oculta de la capital, los mitos y leyendas"

"Empezamos a investigar en diferentes bibliotecas y dimos con muchos libros que contaban historias como la del subterráneo de los Jesuitas, historias de brujas, hechos paranormales, historias del día de San Juan, de La Quintrala", enumera Manuel, indicando además que esta última "siempre se pide". Así procuran narrar hechos que escribieron otros: historiadores, periodistas, escritorios. Es, en definitiva, patrimonio que también ayudan a mantener colabores como Juan Núñez, Janet Zapata, Gonzalo Orellana y Daniel Morales.

En primera persona

Y aunque basan sus recorridos en relatos paranormales de los cuales han leído, también dicen que han experimentado hechos sin explicación en primera persona. Manuel, por ejemplo, dice que tiene una grabadora donde hay al menos 70 archivos de psicofonias accidentales que grabó haciendo investigaciones para sus recorridos. Así, asegura que tiene grabado el sonido de un tranvía, registro que consiguió una vez que estuvo en el Hospital Barros Luco. "Incluso se escuchan unas bocinas de automóviles de los años veinte".

A pesar de eso, Catalina aclara que "la gracia nuestra en el tema para-patrimonial es que no nos enfocamos en el adulto, ni en psicofonias, ni en el morbo de los casos que contamos. Tratamos de ser un aporte para que los padres y sus hijos puedan compartir juntos las mismas historias de fantasmas pero de la mano de la historia. Eso vuelve nuestro trabajo más educativo y recreativo, más que el turismo a secas".

El sábado harán uno: ánimas en pena en el Mapocho

Y para quienes quieran comprobar en carne propia cómo son estos recorridos, ambos invitan a unirse a uno para este sábado: “Ánimas en pena: del río Mapocho y 'enterratorio' de ajusticiados”. El punto de encuentro es la Estación Cal y Canto, justo al frente de la Estación Mapocho a las 15:00. Hay que ser valiente para ir.

"El nombre del tour es porque en todo el sector que rodea al río Mapocho existen cientos de muertes, ya sea por las salidas del mismo o los diluvios. Hay muertes de esclavos, muertes de religiosos, muertes de personas que no alcanzaron a correr y se los llevo el río. También se cuentan historias del corregidor Luis Manuel de Zañartu, que quizás es la historia mas desconocida de la capital: es el cementerio de los ajusticiados de aquellos criminales en el 1700".

"Este recorrido habla de historias de la Conquista y Colonia, también de antiguos basurales y cementerios ubicados en esta zona", finaliza Catalina extendiendo la invitación a todo aquél que quiera ir.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo