Terremoto en México: rescatistas a 25 centímetros de niña atrapada en el Colegio

Por su parte, Luis Carlos Tomé salió de su clase de inglés, siguió una corazonada y salvó la vida.

Por Fernando Peñalver

Crece la tensión que se vive en el Colegio Enrique Rébsamen, de Ciudad de México, ya que los rescatistas se encuentran a tan sólo 25 centímetros de una pequeña de siete años, atrapada entre los escombros de la estructura educativa, luego del terremoto de 7.1 acaecido este martes.

El perro del grupo de tareas pudo alcanzar el sitio exacto, donde se encuentra la pequeña, para que el rescatistas pudiese penetras sin hacerle daño a la infante, cuya identidad se encuentra bajo reserva, a pedido de los apoderados.

Los rescatistas han logrado pasarle agua, y le pide que si está bien de tres golpes para comunicarse con el grupo de rescate.

Pero esta no fue la única historia que involucran a niños en esta difícil hora que vive México. “Tomé la mejor decisión de mi vida, fue no irme por la izquierda, donde se cayó todo”, contó entre lágrimas el pequeño que estaba en clase de inglés del colegio Enrique Rébsamen ocurrió el sismo.

Mientras avanzan las tareas de rescate en búsqueda de sobrevivientes, luego del devastador terremoto que sacudió de nuevo a México y dejó más de 200 muertos, un nene de una escuela que se derrumbó por completó contó cómo logró salvar su vida, en un testimonio tan desgarrador como conmovedor.

Luis Carlos Tomé estaba en clases de inglés, en el Colegio Enrique Rébsamen, cuando se repente la tierra empezó a temblar. Nada pudo detener el feroz sismo que arrasó con todo lo que estaba firme. “Yo estaba en mi clase y empezó a vibrar el suelo, no sonó ninguna alarma, bajamos todos rápido”, relató el nene a un medio local visiblemente consternado por la tragedia.

“Tomé la mejor decisión de mi vida, fue no irme por la izquierda, donde se cayó todo”. Luis, en cambio, corrió a su derecha con algunos de sus amigos y contó que después de bajar las escaleras, una vez en planta baja vio cómo en segundos todo se volvió escombros.“Estábamos abajo y solo vi cómo se cayó toda la escuela, todo el polvo… nos tapamos. Muchos compañeros que conocía, una maestra, fallecieron”,relató entre lágrimas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo