Más de 1.800 adultos mayores son beneficiados en llamado especial de subsidios de arriendo

El programa busca subsidiar hasta un 95% el costo de arriendos de los mayores de 65 años, quienes no necesitan estar amparados por una familia para poder optar.

Por Javiera Ortiz

La ministra de Vivienda y Urbanismo, Paulina Saball, dio a conocer esta mañana los resultados del llamado especial del Subsidio de Arriendo que entrega la institución, donde 1.860 personas mayores de edad se vieron beneficiados, de las cuales el 98% corresponde al segmento de la población con ingresos familiares más bajos, según su Calificación Socioeconómica en el Registro Social de Hogares.

La secretaria de Estado afirmó estar contenta con la convocatoria y la posibilidad de que las familias puedan “vivir en un ambiente seguro, que les permita estar bien ubicados y acceder a los servicios”.

La actividad, que consistió en un desayuno en la Cafetería Mapuche Newen Lamngen, del Mercado Tirso de Molina, contó también con la participación del director de Serviu de la región, Alberto Pizarro, y el Seremi Metropolitano, Aldo Ramaciotti, que aprovecharon de responder las consultas de los asistentes respecto de cuáles son los pasos a seguir para aplicar su subsidio.

Del total de las personas seleccionadas, el 35% tiene entre 75 y 79 años, destacando la participación masculina en este llamado que alcanzó al 47%, muy por sobre el 20% que tradicionalmente participa de los llamados regulares de este programa.

Mientras que el 77,6% corresponde a adultos mayores sin núcleo familiar. A nivel nacional postularon 6.292 personas y las regiones con mayor participación fueron Metropolitana, Valparaíso y Biobío.

Este subsidio corresponde a un aporte mensual que entrega el Estado destinado a pagar parte del arriendo de una vivienda de hasta 228 mil pesos aproximados, donde el subsidio les cubrirá entre los 215 y los 205 mil pesos.

“Este subsidio permite que con un apoyo del Estado, podamos pagar aproximadamente el 95% del valor del arriendo. De esa manera, lo que estamos procurando es que sientan que su esfuerzo y su trabajo tiene una retribución de protección desde el punto de vista del Estado. Además, esperamos que puedan elegir una vivienda que esté cerca de su consultorio, de las redes familiares y que en definitiva se sientan con la tranquilidad de poder destinar sus ingresos a otros gastos como la alimentación, el esparcimiento o la salud”, afirmó la ministra Saball.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo