Comuneros imputados en caso Luchsinger-Mackay inician huelga de hambre

Se sumarán a otros 4 dirigentes mapuche que ya estaban en huelga. Exigen no ser juzgados bajo la ley antiterrorista.

Por Consuelo Rehbein

Los comuneros mapuches Luis Tralcal Quidel, Juan Tralcal Quidel y José Tralcal Coche, imputados por el incendio con resultado de muerte en el caso Luchsinger-Mackay, se sumaron a la huelga de hambre. Ésta, estaba siendo realizada por cuatro mapuches a modo de protesta por la aplicación de la Ley Antiterrorista. Ya llevan 111 días.

Los representantes del pueblo mapuche que se encontraban realizando esta huelga eran Pablo, Benito y Ariel Trangol Galindo. Además del comunero Alfredo Tralcal Coche.

No a la ley antiterrorista

Los imputados del caso  Luchsinger-Mackay se encuentran recluidos en el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Temuco. Están exigiendo no ser juzgados bajo la ley antiterrorista.

Según informó Gendarmería, los internos hicieron entrega de un manuscrito, para informar del inicio de la huelga. Será una huelga de hambre líquida.

Peticiones

En el documento, los mapuches realizaron las siguientes peticiones para finalizar con la huelga: un juicio justo dentro de un plazo razonable, la no aplicación de la ley antiterrorista, libertad bajo fianza bajo el artículo N°140 y la no utilización de testigos sin rostro.

Anteriormente, los tres hermanos Tralcal Quide habían protagonizado una protesta similar que duró 2 meses.
Con ello, los comuneros se sumaron a Pablo, Benito y Ariel Trangol Galindo, además del comunero Alfredo Tralcal Coche, quienes se encuentran recluidos en el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Temuco y exigen no ser juzgados bajo la ley antiterrorista.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo