Presidente de la Juve vendió entradas a la barra brava y fue condenado con un año de suspensión

Andrea Agnelli además tendrá que pagar 20 mil euros de multa, mientras el proceso judicial continúa. Los Ultras que recibieron beneficios estarían ligados a la mafia calabresa.

Por AFP

El presidente de la Juventus, Andrea Agnelli, fue condenado a un año de suspensión y 20 mil euros de multa por un caso de venta de entradas a grupos de ultras, anunció este lunes la Federación Italiana de Fútbol (FIGC).

Otros tres dirigentes del campeón italiano recibieron la misma pena, mientras que el club deberá pagar una multa de 300 mil euros por la venta de estas entradas a grupos de barras bravas en los que estaban infiltrados miembros de la N'Dragheta, la mafia calabresa, que luego vendían los pases mucho más caros.

El fiscal del tribunal deportivo había solicitado dos años y medio de suspensión y la extensión del castigo a nivel europeo para Agnelli, que acaba de ser elegido presidente de la Asociación Europea de Clubes. Para la Juventus pidió dos partidos a puerta cerrada más la multa.

Este proceso ante la justicia deportiva sigue una investigación abierta por la fiscalía de Turín, mientras que el abogado del presidente de la Juventus pidió calma y anunció a la prensa que presentarían un recurso de apelación.

Ningún otro responsable del club turinés ha sido condenado por la vía penal en este caso, aunque hasta ahora Andrea Agnelli únicamente había comparecido como testigo. En particular, reconoció reuniones con Rocco Dominello, un ultra cercano a la N'Drangheta, condenado a más de siete años de prisión por este caso.

La justicia deportiva señala al equipo italiano por haber cedido a los grupos ultras lotes completos de entradas, cuando solo está autorizada a vender cuatro al mismo tiempo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo