La ciencia lo puede todo: investigadores crean vino que evita los dolores de cabeza tras su consumo

Los científicos lograron producir un vino libre de histamina -amina idazólica involucrada en las respuestas locales del sistema inmunitario- responsable del dolor de cabeza tras su consumo.

Por Nathaly Lepe

Los amantes del vino deben estar agradecidos con el grupo de científicos de la Universidad Politécnica de Madrid, que decidió investigar la manera de hacer algo casi imposible, que la bebida elaborada de uva no deje la temida “caña”.

Los investigadores pudieron elaborar, gracias al uso de bacterias lácticas un vino libre de histamina, evitando así reacciones alérgicas no deseadas como el dolor de cabeza y el malestar general.

En el proceso de elaboración del vino se generan aminas biógenas resultado de la transformación de los aminoácidos por la acción de bacterias lácticas (Oenococcus oeni), ligadas a la fermentación maloláctica.

Esta fermentación sucede de manera natural en la gran parte de los vinos tintos de calidad.

Gracias a la investigación los científicos lograron desplazar competitivamente y de forma natural a aquellas poblaciones de bacterias productoras de histamina

Cabe mencionar que la histamina es responsable de reacciones alérgicas como la vasodilatación de capilares, una disminución de la tensión arterial, aumento de la frecuencia cardiaca, dificultades respiratorias y su efecto más conocido, el dolor de cabeza tras la ingesta de vino.

Los resultados de la investigación fueron publicados en  “International Journal of Food Microbiology” dando un paso más hacia la inocuidad alimentaria.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo