Estudiantes argentinos dieron tremendo ejemplo: repararon colegio tomado en protesta por reforma educativa

"Hicimos arreglos durante todos los días que duró la toma. Nosotros sabíamos que nos iban a venir con que los jóvenes estamos tomando las escuelas porque no tenemos nada mejor que hacer, pero lo que queremos, y para eso estamos muy organizados, es una situación mejor para la educación pública", contaron los alumnos.

Por Nathaly Lepe

El gobierno de Argentina tiene planeado implementar a partir de 2018 una reforma educativa que ha sido duramente criticada por los estudiantes, que decidieron tomarse sus establecimientos en protesta por los cambios.

Según lo que reportan los medios argentinos, los cambios se aplicarán primero en los establecimientos de Buenos Aires, para luego replicarse en el resto del país. Los principales ejes de cambio tienen que ver con los sistemas de evaluación y la inclusión de formatos flexibles de aprendizaje.

Pero como los cambios no siempre son bien recibidos, al menos una veintena de colegios fueron tomados por sus alumnos la última semana de septiembre, y tal como ocurrió en nuestro país con las protestas de los estudiantes, la polémica se centró en la destrucción de los recintos durante las movilizaciones.

Sin embargo hubo un colegio que se transformó en el ejemplo, porque sus estudiantes decidieron hacer todo lo contrario al resto, así que mientras duró la ocupación, mejoraron su establecimiento.

"Una vez al año, en general, el centro de estudiantes organiza una jornada de limpieza de la escuela. Apenas empezó la toma organizamos una y, como éramos nosotros quienes decidíamos qué hacer, nos propusimos llevarlo más allá y hacer arreglos en la escuela”, explicó sobre la decisión de los jóvenes catalina Distéfano.

La vocera del centro de estudiantes de la escuela técnica Fernando Fader, contó al diario argentino Clarín, que mientras duró la toma -entre el 8 y el 26 de septiembre- los alumnos y docentes se unieron para mejorar el recinto.

Los arreglos y cambios quedaron plasmados en un acta firmados por quienes participaron de la movilización donde se consta que el edificio fue entregado en mejores condiciones que cuando lo ocuparon.

A través de Twitter los alumnos compartieron varios antes y después del establecimiento y fotos de como trabajaron. Entre las obras de refacción se realizaron cambios en la pintura, limpieza de pizarrones y refacciones al mobiliario.

Los materiales usados para hacer los arreglos fueron donados por los padres y profesores del colegio. Incluso los estudiantes usaron fondos del centro de alumno para comprar lo que faltaba.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo