Juntos pero no revueltos: Emplazamientos cruzados hubo en primer debate presidencial con asistencia completa

Durante el segundo bloque del encuentro, los postulantes a La Moneda cruzaron acusaciones al tiempo que reiteraban sus propuestas al país.

Por Felipe Betancour

Este jueves a las 19:30 llegó el momento para que los ocho postulantes a La Moneda "cruzaran aceros" en el primer debate que los congregó a todos. El encuentro fue organizado por la Asociación Nacional de la Prensa (ANP). Se efectuó el Salón Plenario del Congreso Nacional.

El foro ofue moderado por el periodista Ivan Valenzuela y tuvo una duración aproximada de dos horas.

Con los ocho candidatos en sus estrados comenzó la transmisión del debate, realizada a través de UCV. Presentados según su número en la papeleta de noviembre, el moderador, Ivan Valenzuela, nombró a cada uno de los participantes.

El foro lo abrió Ricardo Hepp, presidente de la ANP. El directivo valoró este "ejercicio útil para la ciudadanía para conocer las propuestas de país en un marco de respeto y de altura de miras".

Hora de promesas en debate

Un bloque de ofertas y compromisos de los candidatos. Así se abrió el foro de los ocho presidenciables, con una ronda de preguntas para cada uno. Los interpelados evitaron en esta etapa generar roces con sus compañeros de papeleta.

Beatriz Sánchez (Frente Amplio) logró llamar la atención emplazando al Gobierno a cumplir sus promesas de campaña. Entre ellas mencionó no aplicar la Ley Antiterrorista a los pueblos originarios. El tema lo retomó en una segunda instancia, cuando recalcó  que de cien formalizados por esta ley sólo uno ha sido condenado.

Sebastián Piñera (Chile Vamos) fue consultado por las denuncias sobre supuestos aportes irregulares entregados por  SQM. El ex gobernante fustigó a un medio de comunicación que hizo relación entre su candidatura y las supuestas boletas ideológicamente falsas. El candidato de la derecha sostuvo su inocencia absoluta con respecto al tema.

A su turno, Marco Enríquez-Ominami (PRO), insistió en que no hay "evidencia alguna" sobre las acusaciones en su contra por presunto financiamiento irregular de la política, y acusó un "trato desigual" en su contra frente a otros políticos.

La posta de la ronda de pregunta la tomó José Antonio Kast (independiente de derecha). Consultado por el conflicto en La Araucanía aseguró que "no negociará con terroristas". "Ellos son cobardes que matan personas, no se puede negociar con ellos", insistió, al tiempo que rechazó las medidas adoptadas por el Ejecutivo en torno a la huelga de hambre protagonizada por comuneros imputados.

Desde la izquierda, Eduardo Artés (UPA) arremetió contra los anfitriones del debate y aludió al Congreso. "Este edificio tiene olor a corrupción", lanzó. El presidenciable, junto a Beatriz Sánchez (Frente Amplio), expresó su solidaridad con los huelguistas mapuches.

Alejandro Guillier (Fuerza de Mayoría, oficialista) defendió la realización de una asamblea constituyente con la finalidad de avanzar en "descentralizar el país". "Vamos a hacer nuestra reforma en democracia con amplia participación ciudadana", aseguró el senador.

Segundo bloque con enfrentamientos

Un segundo capítulo más activo en interpelaciones entre candidatos se vivió más tarde en el debate. ME-O comenzó los ataque interpelando directamente a Piñera y Guillier. Al ex mandatario lo acusó de tener un doble discurso sobre los "cómplices pasivos" de la dictadura. También lo interpeló por las declaraciones de la postulante a la Cámara por la UDI Loreto Letelier en torno al caso Quemados.

Sánchez y Kast tuvieron su propio round. El candidato independiente le reprochó a la periodista querer "dialogar con terroristas y no con (el ex ministro) Sergio Melnick en un programa político". La aludida respondió que no iba a participar de un programa en que "un jerarca de la dictadura evalúa a los candidatos".

La abanderada del Frente Amplio también mostró rotundo rechazo a utilizar la Ley Antiterrorista en el conflicto mapuche. "No la aplicaré", anunció.

Carolina Goic (DC) tampoco perdió la oportunidad de emplazar al candidato de Chile Vamos y le pido hablarle a la clase media en torno a  una posible eliminación de la gratuidad en la educación superior.

Sebastián Piñera aseguró que en un eventual gobierno suyo "no le vamos a quitar el beneficio de la educación gratuita a nadie. Vamos a establecer un sistema que no van a pagar las familiar sino los estudiantes cuando estén trabajando y con no más de 10% de su salario".

Uno de los momento más comentados del debate lo protagonizó el ex presidente, al asegurar que “no existe ningún pecado en el haber participado en el Gobierno Militar”.

Si bien las sonrisas y los saludos abundaron en el inicio y el cierre del debate, este primer encuentro se saldó con pocas novedades. También hubo menos interacción que la esperada entre los aspirantes a La Moneda, aunque con toda probabilidad todos se declararán ganadores.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo