Instalarán estaciones de vigilancia sobre la Falla de San Ramón en Los Maitenes y Las Vizcachas

Onemi informó que en terrenos del Centro Nacional de Energía Nuclear, los científicos contarán con un sismómetro a 100 metros de profundidad.

Por Fernando Peñalver

Dos bases de monitoreo y seguimiento de actividad sísmica instalará la Onemi en las localidades de Los Maitenes y Las Vizcachas, para robustecer el estudio de la Falla de San Ramón informó esa institución.

A las cuatro bases ya existentes en Santa Martina (al norte de Santiago), Cerro Calan (oriente de Santiago), Pirque (Sur de la ciudad) y San Alfonso (Cajón del Maipo), se sumarán las que se activarán Los Maitenes  (Cajón del Maipo) y las Vizcachas en Puente Alto.

Junto a estas nuevas bases, Onemi anuncia que habrá un sismógrafo en los terrenos del Centro nacional de Energía Nuclear, ubicado en la comuna de La Reina. Este dispositivo estará a 100 metros de profundidad, a fin de contar con datos precisos sobre la actividad de las capas tectónicas.

El Centro nacional de Energía Nuclear data de 1967 y en su construcción se extremaron las medidas antisísmicas.

Cada estación cuenta con sismógrafos de banda ancha y acelerómetros. El primero mide la velocidad del suelo y el segundo la aceleración de este. Están enterrados a dos o tres metros de profundidad , en lugares poco ruidosos y seguros.

Explicó Onemi que todas las estaciones están comunicadas en tiempo real vía 3G. Todos estos datos pasan a formar parte de la Red Sismológica Nacional, a fin de robustecer la red de alerta temprano, en pro de la seguridad de la ciudadanía.

"Las rocas trituradas que hemos extraído de la Falla de San Ramón, a más de 161 metros de profundidad, al pie del monte cordillerano, nos ofrecen valiosa información. Es un avance para el conocimiento científico", explicó el geólogo Gabriel Vargas a Cnn Chile.

El jefe de proyecto de análisis y estudio de la Falla de San Ramón aseguró que no ha habido grandes cambios, a lo largo de esa realidad geológica, que se extiende a lo largo de 25 kilómetros, de norte a sur, adyacente a la capital de Chile.

"No existe un riesgo inminente, pero sí debemos ocuparnos. El último gran terremoto que se produjo en la Falla de San Ramón fue hace 8000 años y el anterior hace 17 mil. Así de espaciados son los procesos geológicos en nuestro planeta", explicó Vargas.

 

.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo