Trastienda de una tensa noche: Una jornada escuchando la radio y con Chile pidiendo la hora

Las Clasificatorias sudamericanas rumbo a Rusia 2018 están más encendidas que nunca y así se notó en el nerviosismo final del partido en el Monumental.

Por El Gráfico Chile

Por Diego Espinoza Chacoff y Gonzalo Pérez Amar

Las banderas de Farkas

Leonardo Farkas siempre se caracteriza por sus donaciones y para el crucial partido de la Roja no podía ser distinto. El filántropo regaló 22 mil banderas chilenas, las que fueron repartidas por todo el Monumental y crearon un gran ambiente para la salida de la Roja a la cancha. Cuando el empresario llegó al Monumental los aplausos no se hicieron esperar por su gesto.

La tarjeta verde funcionó

Chile ha sido la selección sudamericana más castigada en las Clasificatorias rumbo a Rusia 2018. Los cantos racistas y homófobos de los hinchas le han costado caro a la Roja, que, incluso, perdió la localía en el Estadio Nacional y tuvo que trasladarse al Monumental. Por eso, para el encuentro ante Ecuador volvió la famosa tarjeta verde de la Fundación Fútbol Más para que no haya pifias en el himno visitante y la medida dio resultados. El silencio y el canto de los fanáticos ecuatorianos marcó la canción nacional del equipo del Guayas.

Recibimiento de lujo

Chile enfrentaba un crucial partido ante Ecuador en el Monumental y sabía que el apoyo del público era más importante que nunca. Por eso, la Intendencia Metropolitana autorizó el ingreso de bombos, banderas y el lanzamiento de fuegos artificiales. Apenas la Roja salió a la cancha el estruendoso recibimiento fue digno para el bicampeón de América, pese a que durante el partido el apoyo bajó de intensidad.

Aníbal Mosa aplaudió a sus cancheros

Una de las principales preocupaciones que existía en la previa del partido de Chile con Ecuador era el estado de la cancha del Monumental. La lluvia y los masivos conciertos que hubo en la previa del encuentro generaban incertidumbre sobre cómo iba a estar el césped en Macul.

Lo cierto es que pese a los resbalones de los jugadores por lo mojado del terreno, el estado era óptimo y uno que aplaudió la cancha del Monumental fue el presidente de Blanco y Negro, Aníbal Mosa, quien, en la previa del encuentro, valoró el trabajo de los cancheros de Colo Colo. “Queremos ser el mejor anfitrión de la Roja”, dijo el mandamás.

Ministro Mario Fernández mostró sus colores

El Ministro del Interior, Mario Fernández, hizo una de sus primeras apariciones públicas en un estadio nacional. El secretario de Estado confesó en su llegada al Monumental que “me gusta mucho el fútbol desde hace mucho, pero no he podido últimamente”. En esa misma línea, y consultado por su color en el fútbol, Fernández confesó ser hincha de Universidad Católica.

Banderas Las banderas aparecieron con todo en el Monumental - Photosport

PF de Vidal: “Le queda fútbol para rato”

Las dos derrotas de la selección chilena en la pasada fecha dejaron muy afectados a todos los jugadores de la Roja y uno de los más tristes era el volante Arturo Vidal. El futbolista del Bayern Munich escribió mensajes alusivos a un posible retiro de la Roja, a pesar de que vive los mejores años de su carrera. Es por eso que su preparador físico personal, Juan Ramírez, confesó a El Gráfico Chile que esa posibilidad es lejana: "Arturo quedó muy afectado pero no hay posibilidad de retiro, le quedan muchos años más en la alta competencia y ojalá que le alcance hasta el Mundial del 2022", señaló.

VH Castañeda contra el público

El histórico ex jugador de Chile y la Universidad de Chile, Víctor Hugo Castañeda se hizo presente en el Estadio Monumental para alentar a la selección chilena pero, al ser consultado por las diferencias entre el hincha de la Roja actual, en comparación con el de cuando él jugaba hace 20 años, el técnico fue muy duro y crítico.
"Este es un público muy frío, muy opaco pero bueno es un signo de la sociedad, ya nada es lo mismo que antes", señaló a El Gráfico Chile.

El peleado festejo de Isla

Alexis toma el rebote que dejó el remate de Felipe Gutiérrez y con arco descubierto marca el definitivo 2 a 1 de Chile ante Ecuador. La euforia se apoderó del público en el Monumental y también de los jugadores, que corrieron a abrazar a un Maravilla que se deslizaba por el pasto del Monumental. Ahí había uno que faltaba: su partner Mauricio Isla.

Tras el gol, el Huaso tuvo un conato de pelea con el ecuatoriano Michael Arroyo y se perdió el desatado festejo. Cuando el tema podía pasar a mayores y al chileno se le unían compañeros, Arturo Vidal puso la calma y separó la discusión para evitar una amarilla que pudiera significar otra suspensión.

Se fueron y se lo perdieron

El gol ecuatoriano cayó como un balde de agua fría en el público y también en los seleccionados. Fue tanta la decepción de los fanáticos con un tanto que dejaba a la Roja muy lejos de Rusia 2018 que se empezaron a retirar del Monumental antes de tiempo. Su "fuga" les costó caro y se perdieron el tanto de Alexis que deja a Chile en el tercer lugar de la tabla.

El frustrado cambio de Paredes

Mientras el Monumental intentaba digerir el gol de Romario Ibarra, Juan Antonio Pizzi buscaba respuestas en la banca. Así, apenas convirtió el ecuatoriano, Paredes calentó unos segundos, se cambió y fue donde el cuarto árbitro para entrar a la cancha. Sin embargo, el cambio se atrasó por no haber una detención en el juego y así también vino el gol de Alexis. Con el marcador a favor, Macanudo se retractó y el Tanque volvió a la banca.

Pidiendo la hora

Chile vencía por 2 a 1 en el Monumental y los minutos parecían pasar más lentos que nunca. El nerviosismo se apoderó de las tribunas y también de toda la banca de Chile, que levantó los brazos pidiendo la hora. Con el pitazo final vino el desahogo y un moderado festejo. Los hinchas, por su parte, tuvieron a la radio como mejor amiga para saber cómo iban los otros partidos. Incluso, una vez terminado el partido en Macul, muchos se quedaron esperando el pitazo final en el resto de Sudamérica.

La espera de Isla

Cinco para las doce de la noche y una van esperaba por Mauricio Isla. Mientras todos sus compañeros se retiraron en el bus rumbo a Pinto Durán, el Huaso, junto a Brayan Cortes, tuvieron que quedarse al doping y retrasaron su regreso al centro de entrenamientos de la Roja.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo