"Las lágrimas me corrían por la cara mientras me violaban": niña fue ultrajada por 40 hombres tras ser vendida por su mejor amiga

"El dolor era insoportable, pero fue sólo el comienzo", relató una joven al hablar por primera vez sobre el drama que vivió enfrentar cuando apenas tenía 13 años.

Por Christian Monzón
Samantha Owens
"Las lágrimas me corrían por la cara mientras me violaban": niña fue ultrajada por 40 hombres tras ser vendida por su mejor amiga

Samantha Owens, de 24 años, dio a conocer públicamente la dura infancia que vivió tras ser engañada por su mejor amiga cuando tenía 13 años, hecho que la llevó a ser violada por 40 hombres.

La joven fue detenida el 2012 tras robar en un centro comercial, y al ser llevada a un recinto penal juvenil rompió su silencio sobre el tema, el cual ahora relató públicamente a The Sun.

Todo comenzó cuando ella conoció a Amanda Spencer, dos años mayor que ella, y quien la impulsó a hurtar productos en negocios. Ambas se habían criado en hogares temporales, haciendo buenas migas de inmediato tras conocerse en la vía pública.

"Ella parecía mucho más vieja y más fresca que yo, y pese a que suena tonto, realmente quería que a ella yo le gustara, así que robé algunos dulces en una tienda", señaló.

Tras hacer este tipo de delitos, Spencer le preguntó si quería ganar aún más, mientras le mostró una gran cantidad de billetes. "Ella dijo que podría tener dinero como ella, si yo la ayudaba", expresó.

Su amiga le preguntó si era virgen y Owens le respondió que sí, por lo que ella le dijo que tenía que tener "relaciones sexuales con hombres". Tras esto, la llevó a una casa en donde habían cuatro o cinco adultos, cuyas paredes estaban cubiertas por cuadros de mujeres semidesnudas.

Mis piernas eran como jalea, estaba temblando de miedo, me sentía enfermo, sabiendo lo que estos hombres esperaban de mí.

"Lloré a Amanda que no quería hacerlo, pero ella me sacudió y se fue de la casa", confesó la joven. Tras esto, un hombre la llevó a una pieza mientras se quitaba la ropa. "Mi corazón martillaba mi pecho y las lágrimas corrían por mis mejillas mientras me violaba", señaló.

"El dolor era insoportable, pero fue sólo el comienzo. Me violaron dos veces más antes de que Amanda me recogiera a la mañana siguiente. Después de eso me sentí completamente perdida y rota", manifestó Owens.

Pese al duro momento que vivió, no quería perder la amistad de Spencer, por lo que continuó visitando hogares en donde los hombres la esperaban para violarla. Según reveló, al menos unos 40 hombres la ultrajaron durante todo este tiempo, mientras el dinero se la llevaba la otra mujer con la cual financiaba sus adicciones a las drogas.

El 2012 en tanto, Samantha quedó quedó embarazada y su novio la abandonó. Y mientras robaba productos en una tienda fue detenida por la policía, en donde recién logró darse cuenta del infierno que vivió. "Fue en ese momento cuando me di cuenta de que Amanda no era mi amiga".

Treinta días después, Owens quedó en libertad y la policía comenzó a investigar a Spencer. En mayo de 2014, la mujer aseguró ser inocente de 16 cargos relacionados con prostitución infantil contra Samantha y otras tres víctimas, aunque si admitió que recibió dinero por llevar a las niñas a tener sexo con hombres. La justicia la declaró culpable.

Amanda recibió una pena de 12 años de cárcel, la cual fue aumentada a 15 luego que se sumaran nuevas denuncias en contra de ella. Clave en eso fue Owens, quien se contactó contras mujeres que podrían haber sido víctimas de un hecho similar. Las que contaron que efectivamente también vivieron un calvario, se sumaron a las denuncias. En tanto, cinco hombres fueron hallados culpables de cuatro cargos por prostitución infantil y violación.

Por su parte, Samantha vive con su pequeña hija y dice que por ella lucha para ser fuerte día a día. "Estoy avanzando y quiero olvidar a Amanda Spencer", remató.

Loading...
Revisa el siguiente artículo