¿Quieres irte a vivir a Europa por un año? Esta es la fórmula para que los jóvenes chilenos emigren

Se trata de visas Working Holiday que no tienen restricción de cupos y a las que se puede postular durante todo el año. Es fundamental ser menor de 30 años.

Por Jaime Liencura
Gentileza
¿Quieres irte a vivir a Europa por un año? Esta es la fórmula para que los jóvenes chilenos emigren

El pasado 10 de octubre, en cuestión de horas, se acabaron las 940 visas Working Holiday (W&H) que se pusieron a disposición de los jóvenes chilenos que querían viajar a Nueva Zelanda. Esas son las malas noticias. ¿Las buenas? Todavía se puede postular a los procesos para Europa.

Quienes tengan menos de 30 años y tengan ganas de ir a Alemania sólo deben cumplir estos requisitos: mostrar ticket de ida y regreso (este último puede reemplazarse con 1000 € o $742.000 chilenos) y un seguro de salud de una cobertura de al menos 30.000 €, además de justificar solvencia para mantenerse ahí durante los primeros meses. Para lo último se necesitan 1,200 € ($890.000 chilenos) ahorrados en una cuenta bancaria a nombre del postulante y, por al menos tres meses, el saldo de la cuenta nunca debió haber bajado. Los otros requisitos son técnicos, tales como pasaporte vigente, foto biométrica y carta de motivación, entre otros. Las postulaciones están abiertas en cualquier época del año y no hay límite de cupos.

Algo similar ocurre con la W&H de Dinamarca, donde el monto de mantención aumenta a 15.000 coronas danesas ($1.500.000 chilenos). Todo lo demás se mantiene más o menos igual.

La voz de la experiencia

Gentileza

"Alemania es una buena idea si las intenciones son conocer otros países europeos", dice Patricio Pérez Villanueva (28), artesano oriundo de Santa Cruz en la Región de O'Higgins. Y lo dice con propiedad porque él ya ha obtenido varias visas W&H: de Australia, Nueva Zelanda y Alemania.

Reconoce que se gana más dinero en Oceanía, pero aún así defiende la opción de irse al Viejo Continente. "Lo atractivo es la posibilidad de ver una diversidad cultural amplia. No hay solo alemanes en Alemania. Además, puedes ver cómo una sociedad funciona cuando todos los elementos de ella aportan a que eso funcione", recalca.

"Para mí ha sido más complicada la de Dinamarca", confiesa Nandi Ponce Farfan (27). Llegó hace un mes a Ahrus tras pasar un año en Alemania con la visa W&H. Justifica su respuesta indicando que los precios del arriendo son la piedra de tope, pero una vez solucionado este problema, ya se puede conseguir trabajo. De hecho, hasta lo recomienda.

Viajar

Algo que destacan quienes han obtenido la visa en algún país europeo, es la posibilidad de viajar. Los pasajes en avión son baratos y en menos de dos horas se puede atravesar varias fronteras por poco dinero.

Claudio Peña Dominguez (27) está actualmente en Heidelberg, Alemania y tiene planes incluso de darse una vuelta por Rusia para la época del Mundial 2018.  De hecho, desde ahí postulará a la visa que entrega Polonia a los chilenos, que aún no entra en vigencia pero cuyo acuerdo fue firmado durante este año.

Postular desde afuera

Una opción similar es la que tiene Gonzalo Tapia Quiroz (30), quien reconoce "estar pensando" en optar por otra visa W&H. Porque en Europa es más fácil pasar de una visa a otra.

"Yo lo hice por internet desde Alemania", aclara Nandi respecto a la visa de Dinamarca que consiguió. "No me dirigí jamas a un consulado. En mi caso demoró unas 6 semanas pero he sabido de gente que a la tercera ya tienen una respuesta".

Cabe precisar que otros países con los que Chile tiene acuerdos en este ámbito son Portugal, Francia, República Checa e Irlanda. Los requisitos que impone cada nación pueden ser consultados en el sitio web www.workingholiday.cl.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo