Chile tiene el servidor de datos astronómicos más grande de Latinoamérica

Con esto, nuestro país se proyecta como la capital universal de datos astronómicos. Ahora el desafío será procesar dicha información.

Por Consuelo Rehbein

Chile alojará el 70% de la infraestructura astronómica mundial en el año 2020. Con esto proyecta convertirse en la capital de datos astronómicos a nivel global.

No es novedad que nuestro país tiene un gran potencial astronómico. Por esta razón, Chile será el primer país latinoamericano en ser sede de la Conferencia Internacional de Astroinformática Adass. Esta conferencia reunirá a 350 astrónomos, científicos de la computación y las ingenierías, representantes de todos los observatorios del mundo y expertos en Machine Learning y Driven Data Science o Big Data. el evento tiene 27 años de trayectoria.

El servidor

Chile cuenta hace 3 años con el servidor más grande y con mayor capacidad para todo Latinoamérica en astronomía. En 5 años busca almacenar los datos que genera el Observatorio ALMA. Pero también espera hacer lo propio con todos los observatorios astronómicos de nuestro país. Esto fue posible gracias a la colaboración de países como China a través del Centro Sudamericano de Astronomía (Cassaca) en alianza con la Universidad Técnica Federico Santa María (Utfsm).

Para el Dr. Mauricio Solar, profesor de la Utfsm y director del Chilean Virtual Observatory (Chivo) señaló que “vivimos el cuarto paradigma de las ciencias, que incorpora la simulación como un instrumento complementario a la teoría y la experimentación en la astronomía". Este es "una terna que ha potenciado el registro de grandes volúmenes de datos en la astronomía", agregó. Y enfatizó en que esto "presenta el desafío del almacenamiento y procesamiento de dicha información".

Flujo de datos

Solo el observatorio ALMA genera un terabyte de datos al día. El LSST alcanzará los 30 terabytes por noche en el año 2022. Y el SKA 360 terabytes por hora en el 2030. Esta evolución supone un desafío de almacenamiento y análisis de datos. Chile puede liderar este progreso con apoyo de plataformas informáticas, comunicacionales, tecnológicas y capital humano experto, combinado con una robusta era de cloud computing que augura quedarse hasta el año 2040.

El Observatorio Chileno Virtual (Chivo) junto con The International Virtual Observatory Alliance (IVOA), trabajan desde hace años en la definición de estándares para compartir estos datos a nivel mundial entre los observatorios. También han avanzado en crear protocolos de acceso público desde cualquier punto del planeta. Ambos organismos liderarán un encuentro sobre interoperabilidad al cierre de Adass.

Un salto hacia el futuro

Jorge Ibsen, director del departamento de computación de ALMA y co-chair de la Conferencia Internacional de Astroinformática Adass, asegura que ser cónclave de la astroinformática ubicará a Chile en otra perspectiva. Puntualmente en una red de disciplinas que trascienden a la astronomía y que podrían atender los requerimientos de otras industrias como el retail y la biotecnología. Esto sin duda requerirá del apoyo de actores públicos, la industria y la academia.

La Conferencia Internacional Astronomical Data Analysis Software & Systems-Adass se realizará entre el 22 y 26 de octubre, es co-organizado por el European Southern Observatory (ESO), el Atacama Large Millimeter Array (ALMA) y la Utfsm. Reunirá a representantes de más de 30 países y cerca de 50 expositores.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo