Tranvía del sector oriente de Santiago tiene nuevo freno: tras ocho años de papeleo ahora plantean plebiscito para evaluarlo

La autoridad comunal se encuentra en España analizando los beneficios de un tren eléctrico en Zaragoza y Valencia. Desde allá levantó la polémica.

Por Jaime Liencura

El tranvía que unirá Las Condes, Vitacura y Lo Barnechea podría tardar 10 años o más en pasar por primera vez. El proyecto, aprobado en 2009 por el Ministerio de Transportes, está en condiciones de ser licitado en enero del próximo año, pero que durará un año para su adjudicación. Luego viene, aproximadamente, dos años de construcción y recién en 2020 podría quedar listo para su operación. Eso si es que logra sortear un obstáculo más: un plebiscito.

Así al menos lo indicó el alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín desde España. De visita en Valencia y Zaragoza, la autoridad comunal se encuentra acompañada por el ex alcalde Francisco de la Maza viendo en terreno cómo funcionan los tranvías allá. Fue en medio de esa labor en la que anunció la consulta.

"Primero licitaremos y después serán los vecinos de Las Condes los que decidirán, a través de un plebiscito, si se hace o no el tranvía", publicó Lavín.

Para el alcalde de Lo Barnechea, Felipe Guevara, una consulta como esta no retrasaría el proceso. Según indicó a Publimetro, la posibilidad que se vote un "no" al tranvía serían remotas.

"Sería difícil que la gente se oponga al progreso", planteó Guevara.  Junto con confirmar los tiempos mencionados por el alcalde Lavín indicó que una consulta podría ser beneficiosa.

"Si uno va a interrumpir vías tan importantes como La Dehesa, Apoquindo, Las Condes, hacer ese proyecto con el apoyo ciudadano es mejor", aclaró.

Eliminar pistas del Transantiago

Otra polémica que levantó Lavín fue la disminución de pistas para el Transantiago. Avenida las Condes tiene tres pistas y el proyecto implica que se disminuirá una para el tranvía. Las dos restantes deberán ser compartidas por vehículos particulares y buses del transporte público.

"Lo ideal sería que Transantiago disminuyera buses y permitiera que autos ocupen también esa vía", añadió el alcalde.

El ex subsecretario de Transportes, Cristián Bowen consideró que esa solución podría generar más problemas que beneficios, considerando que el tren eléctrico tendría una menor capacidad que los buses del Transantiago.

"Si bien el tranvía es un sistema de transporte bastante amigable con el medio ambiente, poco ruidoso y muy bonito, la capacidad que tiene es menor a la de Metro e incluso a la que tiene un corredor de buses. Por lo mismo, hay que ser cuidadoso al momento de ocupar el espacio vial solamente para tranvía", reflexionó.

Beneficios

 

 

Pese a lo anterior, Bowen destacó que el tranvía sí podría ser positivo para el transporte público, si se cumplen algunas condiciones.

"Si considerara un sistema integrado donde la gente que pague el Transantiago y también pueda hacer uso del tranvía sin tener un costo adicional, sí", aseguró el experto.

Y eso es precisamente lo que se pretende. El alcalde Guevara informó que si bien la operación del tranvía tendrá costos más altos "el pasajero va a pagar lo mismo que paga en la micro y la diferencia la van a asumir las municipalidades". Indicó que esto se hará a través de publicidad en los convoyes, además del subsidio que recibirán de parte del Ministerio de Transportes.

 

El alcalde además precisó que los beneficios no son únicamente para los vecinos de estas comunas, sino que para todos. "A estas comunas del sector oriente vienen personas a trabajar del resto de Santiago. La gente que atiende el comercio, que provee servicios básicos, de manutención del alumbrado público, esa gente viene de San Bernando, Puente Alto. Ellos serán los principales beneficiados, sobre todo en las horas puntas", sentenció.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo