Austera y poco creativa: Así fue la primera franja electoral televisiva de los ocho candidatos presidenciales

Los ocho candidatos presentaron el primer capítulo de su franja electoral la noche de este viernes.

Por Felipe Betancour

Los 2 minutos y 30 segundos designados a los ocho candidatos a la presidencia siguieron la misma linea predecible de la candidatura. Ninguno de los aspirantes a La Moneda se preocupó de innovar en el formato audiovisual y tampoco se salieron de las propuestas ya conocidas por todos. La austeridad fue protagonista del primer capítulo de la franja.

 

Uno a uno fueron apareciendo en todos los canales nacionales en el mismo orden que se ordenaran en la papeleta del 19 de noviembre.

La primera en aparecer fue Carolina Goic quien comenzó pidiendo perdón de parte de "todos los políticos" por haber "traicionado la confianza y servido otros intereses y no la de los chilenos y chilenas". El resto del video fue una pegatina de ideas y conceptos poniendo énfasis en la ética, dejando claro que la situación con Ricardo Rincón terminó marcando la campaña.

Uno de los momentos del video más difícil de comprender es cuándo uno de los  actores  mencionó que uno de los atributos para botar por Goic es que era "bonita".

El senador Alejandro Navarro el último en aparecer eligió un sketch de una familia con problemas, sin dinero y con un papá sin trabajo.

La hija adolescente de la familia asegura que el país es controlado por miembros de la dictadura y que este gobierno no es realmente de izquierda. De un momento a otro el candidato aparece al más puro estilo Carlos Pinto en la pantalla para prometer que protegerá a los trabajadores ya que ningún gobierno ha centrado sus esfuerzo en ese ítem.

Uno de los elementos que no encaja para nada en el material audiovisual es una televisión que durante toda la actuación muestra el último partido de Chile de las eliminatorias a Rusia contra Brasil, tal vez para generar una atmósfera más "depresiva" aún.

Marco Enríquez-Ominami se aferra en su campaña a dos elementos que  pueden ser el factor para que los ciudadanos voten por él: Tildar a Piñera de ladrón y la aparición de la animadora Karen Doggenweiler. La mitad de su espacio electoral se lo dedicó a al ex mandatario recordando sus episodios con el Banco de Talca y las sociedades familiares de Piñera en los paraísos fiscales. La sección de ataques se completa con la aparición de "Humbertito", junto a la animadora de TVN, el personaje asegura que  "para ser corrupto hay que tener mano larga. Pero me asalta una duda: ¿Se puede ser mano larga, pero con los brazos cortos?"

Sebastián Piñera apeló a la unidad del pueblo chileno para conseguir los objetivos. El candidato de derecha recalcó eventos en que los chilenos se "unieron" partiendo con imágenes de el ex presidente Patricio Aylwin recibiendo la banda presidencial en el retorno a la democracia, la reconstrucción post terremoto del 27-f y el rescate de los 22 mineros. El candidato de Chile Vamos prometió un difícil objetivo: sacar de la pobreza y el sub desarrollo a Chile en tan solo en 7 años.

El candidato del oficialismo, Alejandro Guillier, bajo el lema "el presidente de la gente" intentó mostrarse como un ciudadano promedio, de región y de clase media. El senador aseguró que seguirá con el legado de las reformas de "nuestro gobierno" y pondrá especial  atención en el acceso de la educación para todos.

Uno de los candidatos más polémicos por sus declaraciones, José Antonio Kast, puso el ojo en la segunda vuelta. " El 19 de noviembre se eligen los dos candidatos que pasarán a segunda vuelta" decía y aseguraba que lo mejor para la ciudadanía era que continuaran los dos candidatos de derecha, dejando de lado a la izquierda. Esa es la única manera de que se "respete el Estado de derecho" aseguró Kast.

Beatriz Sánchez, la auto denominada candidata feminista, comenzó su espacio recordando el momento en que la mujeres de chile lograron conseguir el derecho a votar. Después criticó a los "pocos que son dueños de todo" y que son los mismos que hacen las leyes para que parlamentarios "apernados" aprueben. La periodista ocupó el último minuto de su franja para hacer un sketch con rostros reconocidos como Fabrizio Copano o Alonso Quintero para hacer un llamado a ir a votar y evitar que gane el presidente millonario.

Eduardo Artés hizo gala del poco presupuesto y el lema de que las elecciones "se ganan en la calle". Con imágenes de menor calidad que sus compañeros de papeleta, el candidato de Unión Patriótica se centró en mostrar partes de Santiago Centro y Estación Central. Ahí aseguró que la izquierda es la solución para rescatar al país de la oligarquía gobernante.

Todo se cerró con el jingle de campaña: "Y qué fue y qué fue, acá estamos con Artés".

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo